Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las galerías, entre el mercado y la acción social

El Gallery Weekend celebra una edición renovada coincidiendo, por tercer año, con Swab

Un visitante observa obras de la galería KM0 de Innsbruck (Austria).
Un visitante observa obras de la galería KM0 de Innsbruck (Austria).

Comercian con obras de arte y quieren vivir de ello, pero también apoyan el desarrollo de los artistas y organizan actividades, ajenas al mercado, para difundir el arte contemporáneo entre el gran público. Los galeristas reivindican su papel social y económico en la tercera edición del Gallery Weekend, que se presenta en un formato totalmente renovado bajo la dirección de la italiana Susanna Corchia. El evento, promovido por la asociación Art Barcelona, pero abierto a todas las galerías, reúne hasta el domingo a 21 espacios barceloneses y dos de L’Hospitalet, alrededor de un intenso programa de actividades y un importante programa de adquisiciones.

La cita más esperada es en el subsuelo, donde Gloria Picazo y Alexandra Laudo han instalado cuatro obras creadas especialmente para otros tantos espacios sorprendentes y peculiares, totalmente ajenos al mundo del arte. Patricia Dauder, Lois Patiño, Martin Vitaliti y Pep Vidal participan en este programa que queda envuelto en el misterio para que el público pueda disfrutar de la sorpresa. Otra propuesta curiosa es la muestra de Joana Hurtado, en la nueva Escola Massana, que reúne obras y objetos que los galeristas conservan en sus casas. “Es una forma para que el público los conozca más y desde una perspectiva diversa”, ha indicado Corchia, que compartió durante años la dirección de la galería ADN con Miguel Ángel Sánchez.

Performance en La Trastera, Swab.
Performance en La Trastera, Swab.

“También habrá visitas guiadas gratuitas y prácticamente están todas reservadas, lo cual nos hace esperar que todo se desarrollará con normalidad”, ha asegurado la directora, indicando que tampoco ha habido cancelaciones de invitados foráneos. “Hubo alguna baja pero puedo asegurar que han sido causadas por motivos personales”, ha afirmado Corchia, que ha conseguido el patrocinio de Acción Cultural Española para invitar a siete coleccionistas y profesionales extranjeros. Una invitación que se traduce en un compromiso de compra, como el que ha establecido con tres empresas locales, el estudio de abogados Cuatrecasas y las fundaciones Blueproject y Vila Casas.

Para el Gallery Weekend que coincide con la inauguración de la temporada, las galerías han preparado un programa heterogéneo: Martha Rosler en Àngels Barcelona, Jordi Colomer en ADN, Stephan Balkenhol en Senda, un proyecto entre sociedad y arquitectura de Charris y Sicre en Trama, la fotógrafa Ixone Sadaba en Tasneem y las topografías íntimas del mexicano Iñaki Bonillas en ProjecteSD, entre otros. También participa Estrany-de la Mota con la segunda parte del homenaje al galerista Toni Estrany, fallecido el año pasado.

El evento que en 2016 involucró más de 50.000 personas, tiene un presupuesto de 180.000 euros y cuenta con un notable apoyo institucional con una financiación de 50.000 euros del Ayuntamiento, 40.000 de la Generalitat, 15.000 del Ministerio de Cultura y 8.000 de Acción Cultural. “Es un evento que pone en valor tanto las galerías como la propia ciudad”, concluyó el presidente de Art Barcelona.

Urnas en Swab

Las primeras urnas con sus correspondientes papeletas ya han aparecido. Las expone Ramon Sicart, más conocido como galerista que como artista, en Swab, la feria de arte emergente que celebra su 10ªedición con una de las mejores selecciones de obras de su historia. El célebre videojuego PacMan trasladado al mundo del arte por Natalia Carminati, la polifonía disonante del vídeo de Fito Conesa, los polos de mármol de Juan Miguel Quiñones en la china Pantocrator, los libros recortados de Mar Arza en RocíoSantaCruz y las esculturas de Matteo Nasini en la italiana Clima, que plasman la actividad cerebral durante el sueño, ofrecen una panorámica fehaciente del arte que viene.

Pese a que la visión de conjunto es muy heterogénea con obras que mezclan medios y disciplinas, el dibujo predomina y desborda sus límites con el recuerdo de la dictadura argentina de Gonzalo Elvira en la polaca Rodríguez Gallery, los blíster de medicinales dibujados por Iris Helena en la brasileña Portas Vilaseca, los dibujos sobre escombros de Lía García en Rincón Projects de Bogotá y los collages de Miren Doiz en la madrileña Pérez de Albéniz, que regresa y por partida doble. “El año pasado vendí todo el stand”, recuerda el galerista. Desde luego el procès no le ha asustado.