Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acto soberanista en Madrid arremete contra el “régimen del 78”

Podemos, ERC y CUP, junto a 300 manifestantes, se congregan para apoyar la consulta del 1 de octubre y tildan al Estado de “neofranquista”

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, a las puertas del Teatro del Barrio, en Madrid.

El acto de apoyo al referéndum catalán en Madrid ha congregado este domingo a al menos 300 personas para manifestar la "solidaridad" madrileña con el independentismo catalán. Entre los ponentes del evento, que se ha celebrado en el Teatro del Barrio, estaban miembros de ERC, CUP y Podemos, además de representantes de las organizaciones independentistas Òmnium Cultural y Assemblea Nacional Catalana (ANC). El acto, enmarcado en la protesta por la decisión de un juez de impedir que el evento se celebrase en locales municipales, ha invocado la libertad de expresión y ha señalado que impedir el referéndum es un reflejo de una "deriva autoritaria del régimen del 78" y de "neofranquismo". Isabel Serra, portavoz de Podemos Comunidad de Madrid y diputada autonómica, ha defendido la consulta soberanista convocada el próximo 1 de octubre al tiempo que ha mostrado su "solidaridad" con el pueblo catalán por el "giro autoritario de los últimos días".

"La cuestión de Cataluña no es nacional, nunca lo ha sido, es una cuestión de democracia. Y no es una crisis territorial, es una crisis de la democracia". Con esas palabras la dirigente de Podemos ha manifestado el apoyo de su formación a la celebración de la consulta sobre la independencia en Cataluña. La diputada también ha sostenido que lo que se vive en Cataluña es "un estado de excepción: una forma del gobierno para bloquear el cambio que estamos dando".

La cuestión independentista, según Serra, ha sido alimentada por las políticas del PP, que "no entiende que en democracia la gente se puede expresar libremente, independientemente de que su opinión contradiga al Gobierno". "Estamos aquí –ha afirmado– porque en los últimos días se está produciendo un giro autoritario y consideramos que frente a ello tenemos que solidarizarnos con el pueblo catalán, defender su derecho a decidir sobre su futuro libremente, y defender los derecho y las libertades de todos, también en Madrid, País Vasco y Andalucía".

Como Serra, prácticamente todos los ponentes han enfocado su crítica a la negativa del Tribunal Constitucional de permitir que se celebre el referéndum secesionista. Un hecho que, en opinión de organizadores y participantes, muestra el rostro "autoritario", "neofranquista" y "demófobo" del Estado. Asimismo, han criticado el auto del juez Yusty, que impidió celebrar el evento en la sala municipal de Terneras de Matadero. Tras esa prohibición, el acto inicialmente titulado "En Madrid por el Derecho a Decidir" pasó a llamarse "En Madrid por la libertad de expresión, la democracia y el derecho a decidir".

Joan Tardá, diputado de ERC en el Congreso, ha afirmado que "lo que está en jaque ahora no es el derecho a decidir, lo que está en jaque es la democracia". El político ha arremetido también contra el PSOE, que "ha hecho suyas las terminologías del PP". En opinión de Tardà, la respuesta del Estado ante el desafió independentista es "autoritaria". Nuria Gibert, de la CUP, también ha acusado al PSOE de ser un "colaborador necesario del búnker del 78", y ha agregado que habrá una "ruptura inminente con el Estado español" en Cataluña.

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha asegurado que "la mejor respuesta a esta represión y ataques contra la libertad de expresión será la salida masiva de los ciudadanos de Cataluña a votar el 1 de octubre sin temor ni miedo, a favor de la libertad, que se expresa mediante el sí y mediante el no". Mientras que la vicepresidenta de la ANC, Natalia Esteve, ha sostenido que "tenemos que decir basta" a la "deriva autoritaria del Estado español". También Eduardo Reyes, promotor de Súmate, una plataforma de castellanohablantes independentistas, y hoy diputado de Junts pel Sí, ha arremetido contra el gobierno de Rajoy y "los dos partidos que han gobernado siempre" en el desenlace de la crisis catalana.

La asistencia al acto ha desbordado la capacidad de la sala en la se ha celebrado. Uno los asistentes que se ha quedado fuera del teatro del barrio de Lavapiés ha sido Rafa Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos. Mientras que el líder de la marca de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachín, y tres concejales del gobierno municipal de Manuela Carmena (Ahora Madrid) sí que han podido acceder en el pequeño local.

Fuera del teatro, al menos 200 personas esperaron aplaudiendo a que terminara el acto. A la salida de los ponentes, los manifestantes empezaron a corear: "Derecho a decidir, derecho a decidir" y "Viva las republicas". Y entonaron los versos de L'estaca, la canción de Luis Llach, que también tenía que participar al acto, pero que finalmente no pudo acudir. En un balcón de la calle de Argumosa, en el céntrico barrio de Lavapiés, a pocos metros de donde se halla la sede de Podemos, una señora miraba a los manifestantes desde su balcón del que colgaba la bandera independentista catalana.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información