Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ateneu de Nou Barris y L’Harmonia se ofrecen como colegio electoral

Los dos equipamientos de Barcelona son de gestión ciudadana pero propiedad del Ayuntamiento

El centre ha infantat en aquestes quatre dècades de vida una escola de circ avui independent.
El centre ha infantat en aquestes quatre dècades de vida una escola de circ avui independent.

Dos equipamientos de Barcelona, el Ateneu Popular de Nou Barris y L'Harmonia, los dos referentes de la gestión comunitaria, dan un paso adelante y se ofrecen para ser colegios electorales el 1 de octubre. El ofrecimiento llega en pleno debate sobre la apertura de locales en la ciudad para el referéndum independentista convocado por la Generalitat. Ayer, la alcaldesa Ada Colau anunció un pacto con el ejecutivo de Carles Puigdemont para que se pueda votar. No adelantó dónde, pero de sus palabras se deduce que no será en locales municipales, porque el informe del secretario advierte de que sería ilegal. Tanto el Ateneu de Nou Barris como L'Harmonia (Sant Andreu) son de titularidad municipal, aunque los gestionan entidades que funcionan de forma asamblearia.

El primero en lanzar el ofrecimiento fue L'Harmonia, el miércoles, en nombre de la Comisión Gestora y la asamblea de la Federación de Entidades Socioculturales y de Ocio de Sant Andreu del Palomar. Lo hizo "desde el enfoque plural y diverso que nos define y ante el déficit democrático con que el Estado español está respondiendo a la situación política en Cataluña". La gestora y las entidades se posicionan "públicamente a favor del derecho de autodeterminación de los catalanes y del referéndum", ofrecen su equipamiento y llaman a otras entidades que gestionan espacios a sumarse a su iniciativa.

Ayer, el Ateneu de Nou Barris, que este año celebra el 40 aniversario, se sumó a la iniciativa. Subrayando que "la democracia directa forma parte del ADN del Ateneu, como derecho legítimo e inalienable". En un breve texto defienden que "la desobediencia es una respuesta legítima cuando nuestros derechos están en peligro". Lo saben bien, recuerdan, con 40 años de trayectoria "decidiendo, incluso cuando decían que no se podía decidir nada". "El concepto de democracia no está sometido a secuestros o matices, la democracia es una práctica que se defiende cada día de la única manera que la podemos entender, ejerciéndola directamente". Por ello, concluye el Bidó de Nou Barris, la entidad que gestiona el emblemático equipamiento, se posicionan a favor de la convocatoria y ofrecen el equipamiento, "si fuera necesario" como colegio electoral.

Colau recibe este sábado a los alcaldes leales al referéndum

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este viernes que mañana recibirá en el Ayuntamiento a los ediles que se manifestarán en la plaza Sant Jaume. Los regidores, citados a declarar por la Fiscalía por su apoyo al referéndum ilegal independentista, están convocados por la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Colau ha explicado que los alcaldes serán recibidos tanto en el Ayuntamiento de Barcelona como en la Generalitat para transmitirles su apoyo, y ha señalado que los regidores son la institución democrática "más próxima a la ciudadanía".

"Más allá de nuestras diferencias, esto no es aceptable", ha denunciado Colau, que ha apostado por "ser firmes" en este asunto. "Será un placer recibir a los alcaldes" y hacerles llegar su apoyo, ha dicho la regidora de Barcelona en Comú, que ha evitado, de nuevo, dar detalles sobre el acuerdo que anunció con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que el 1-O se pueda votar en Barcelona,

Sobre la convocatoria en Barcelona de actos relacionados con el 1-O ha considerado "insólito" que se plantee la posibilidad de que no sean legales: "esta es una cuestión de libertad y derechos básicos", ha agregado.

La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, (CUP y Podem), que está comprometida con el referéndum, ha denunciado este jueves supuestas “intimidaciones” por parte de la Subdelegación del Gobierno en Barcelona para impedir que se celebren actos sobre la votación en la tercera ciudad más grande de Cataluña.