Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aralar se disolverá como partido político en su congreso de diciembre

La formación que impulsó Patxi Zabaleta en 2001 plantea a la militancia integrarse en EH Bildu

Patxi Zabaleta, presidente de Aralar, junto a Rebeka Ubera.
Patxi Zabaleta, presidente de Aralar, junto a Rebeka Ubera.

Aralar dejará de ser un partido político en diciembre próximo y pondrá fin a 16 años de trayectoria en el País Vasco y Navarra. Su presidente, Patxi Zabaleta, ha anunciado este miércoles que la dirección ha acordado por unanimidad proceder a la disolución de la formación. Así lo recoge la ponencia política que los militantes votarán en el congreso.

Zabaleta ha justificado esta decisión tras lograr los tres objetivos que se marcó el partido en su fundación en 2001, cuando antiguos integrantes de la izquierda abertzale decidieron constituir Aralar. El dirigente independentista ha opinado en una entrevista en Radio Euskadi que la desaparición de Aralar viene motivada por la consecución de tres objetivos, esto es, que la izquierda abertzale defienda todos los derechos humanos, haya mejorado su democracia interna y admita las corrientes.

Zabaleta considera que ahora "reforzarse las estructuras de EH Bildu", por lo que "los partidos que han conformado inicialmente esa organización tienen que plantearse" lo mismo que Aralar. "Los partidos son, al fin y al cabo instrumentos, meros instrumentos", ha dicho.

Aralar se fundó 2001 impulsada por Patxi Zabaleta, que fue elegido coordinador general ese mismo año. Diez años después, y tras el abandono definitivo de la violencia de ETA, Aralar pasó a integrarse en la coalición EH Bildu, en la que también se encuentran EA, Alternatiba y Sortu.

En el último congreso de Aralar, en noviembre de 2014, Patxi Zabaleta, que anunció su retirada de la primera línea política, defendió ya que EH Bildu superara "la suma de siglas" y unificara sus estructuras con el objetivo de ofrecer un "frente abierto de izquierda soberanista".