Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJC rechaza acusar a Forcadell de malversar caudales públicos

El tribunal comunica a cinco miembros de la Mesa la nueva querella de la Fiscalía por desobediencia y prevaricación

Carme Forcadell y miembros de la Mesa ayer en la Diada.
Carme Forcadell y miembros de la Mesa ayer en la Diada. EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha comunicado esta mañana a Carme Forcadell, presidenta del Parlament, y a otros cuatro miembros de la Mesa, que ha admitido a trámite la querella que les ha interpuesto la Fiscalía por haber permitido en el hemiciclo el debate de la ley del referéndum y la de transitoriedad jurídica. La Fiscalía ha acusado a los cinco diputados de los delitos de prevaricación, desobediencia y de malversación de caudales públicos. Sin embargo, el tribunal ha desestimado este último delito que comportaba penas de cárcel.

Los diputados querellados son la misma Forcadell; el vicepresidente primero, Lluis Guinó; y los secretarios Anna Simó y Ramona Barrufet -todos ellos son de Junts pel Sí- más Joan Josep Nuet (Catalunya sí que es Pot). Esta es la tercera querella que recibe Forcadell; la primera de Guinó y la segunda que reciben los otros tres.

En una comparecencia en el Parlament, Forcadell ha subrayado que el propio TSJC ha admitido que el delito de malversación no tenía base jurídica. "La Fiscalía pretendía penas de cárcel única y exclusivamente por permitir un debate", ha señalado la presidenta que ha recordado que las tres querellas que ha recibido son exclusivamente por tramitar que las leyes de ruptura o las resoluciones se eleven al hemiciclo. "Pretenden que la mesa se autocensure y que haga de mini Tribunal Constitucional de forma preventiva. Que seamos, en definitiva, censores de un gobierno incapaz de resolver los problemas políticos y no lo vamos a hacer", ha señalado. "Ningún tribunal decidirá el futuro de este país. Lo harán los ciudadanos a través de las urnas"

En tono contundente, Nuet ha señalado que la Fiscalía, al incluir el delito de malversación, solo pretendía "destrozar nuestras vidas" y "acabar con nosotros". "Su sola pretensión habla por si sola. Quieren acabar con nosotros, incluidos los que no somos independentistas y hemos sido críticos con la forma en que se han hecho esas leyes, Van a por todo un pueblo con independencia de si quieren votar si, no, abstenerse pero que aceptan que en su Parlament se pueda votar de todo".

El TSJC también ha notificado -en este caso, a todos los miembros de la Mesa- la providencia del TC que da por suspendida la ley del referéndum y el decreto de convocatoria del Govern del 1-O.

Más información