Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona dará ayudas al teatro y a la danza emergentes

Collboni renueva el apoyo para pagar hasta el 95% del IBI a teatros, librerías, salas de música y cines

Una mujer hojea un libro en una librería de Barcelona.
Una mujer hojea un libro en una librería de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona y en concreto el área de Cultura que dirige el socialista Jaume Collboni ha anunciado este miércoles nuevas medidas de apoyo para la creación escénica de teatro y danza, dotándola con un presupuesto de 260.000 euros este año. La idea es apoyar a las compañías emergentes, que no noveles, porque a las compañías que concurran se les exige “haber hecho como mínimo un espectáculo profesional pero no han de haber exhibido más de dos producciones en la ciudad de Barcelona”. Eso conlleva a que las compañías solo podrán disfrutar de esta ayuda en dos ocasiones. “La medida dará respuesta a la preocupación por la viabilidad de compañías pequeñas de la ciudad”, además de “un puente de apoyo a la profesionalización. Estas ayudas han de “enriquecer el tejido teatral de la capital catalana”, aseguró Collboni.

La medida pactada con Adetca, actores y directores y profesionales del circo y de la danza “para que sea lo más rigurosa posible” y permita superar a las nuevas compañías los circuitos alternativos, recibirán, explicó Collboni, una ayuda “correspondiente a la diferencia entre la recaudación de taquilla obtenido y el 75% de la ocupación posible de la sala”.

Otros de los requisitos exigidos para acceder a estas ayudas, es que las compañías tengan un contrato con una sala de teatro barcelonés con un aforo máximo de 300 butacas y representar las funciones un mínimo de 4 días y un máximo de 28. Con este respaldo económico se asegura a la compañía unos ingresos del 75% de la ocupación siempre que llene un mínimo del 25%. El máximo que puede cobrar cada compañía de estas nuevas ayudas es de 12.000 euros.

Hace justo un año, el Icub y Collboni abrieron una convocatoria para que se beneficiaran de ayudas para pagar hasta el 95% del IBI de los espacios y establecimientos dedicados al comercio cultural como librerías, cines con programación de cine de autor y versión original, galerías de arte, y salas de teatro; unos 250 agentes, según los cálculos del propio ayuntamiento. Para satisfacerlo se dotaba con una partida de 500.000 euros. Era una de las condiciones del PSC para dar apoyo a las ordenanzas fiscales del equipo de Ada Colau.

Este miércoles, el teniente de alcalde anunció que a lo largo de este mes se abrirá una segunda convocatoria, dotada con otro medio millón de euros con el fin de seguir ayudando con este gasto. Según Collboni, el año pasado la partida no se agotó, quizá por falta de conocimiento de los interesados, algo que se pretende que este año no ocurra.

Entre las novedades de esta medida con respecto al año anterior está el que se podrán presentar las salas de cine con un mínimo de cinco salas de exhibición. Estos cines también se podrán sumar a las ayudas para la mejora de equipamientos (1,5 millones de euros) de la que ya disfrutan teatros, ateneos, salas de música y librerías.