Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona pagará hasta el 95% del IBI de espacios culturales privados

Collboni anuncia ayudas de casi un millón de euros de los que se pueden beneficiar 250 agentes

Clientes de una libreria mirando libros.
Clientes de una libreria mirando libros.

Según cálculos del Ayuntamiento de Barcelona en la ciudad hay unos 250 agentes culturales que gestionan espacios vinculados con las artes escénicas, galerías, librerías o salas de cine dedicadas al arte y ensayo o a las películas subtituladas. A todos ellos va dedicada una nueva línea de ayudas que ha puesto en marcha el gobierno municipal, tal y como ha dejado claro el segundo teniente de alcalde y responsable de cultura municipal, el socialista Jaume Collboni.

La convocatoria es la primera medida económica que presenta el líder municipal del PSC que quiere dejar claro su papel en el nuevo gobierno: “Fue una de las medidas que se pactaron como condición para dar apoyo a las ordenanzas fiscales", aclaró Collboni. “Se trata de apoyar una actividad fundamental y generar una mayor oferta cultural”, ha dicho el político.

La medida que entrará en vigor este viernes, y se espera que tenga continuidad en otros años, cuenta con una aportación de 500.000 euros destinada a subvencionar hasta el 95% del IBI de 2015 (con un máximo de 5.000 euros) para todos los espacios y establecimientos dedicados a la exhibición de artes escénicas, teatro, danza y circo, galerías, librerías y pequeñas salas de cine. La medida ha sido presentada junto a Antoni Albaladejo, vicepresidente de la Associació de Empreses Teatrals de Catalunya (ADETCA) y Antoni Daura, presidente del Gremi de Llibreters. Albaladejo se puso de ejemplo a él mismo: “Un teatro mío como el Victoria en el Paralelo, con 1.200 localidades y 2.000 metros cuadrados paga anualmente 14.000 euros en IBI, por lo que me podré ahorrar 5.000, el tope y tendré que pagar 9.000”, explicó. “Es una medida pequeña, pero nos ayuda porque el IVA nos está asfixiando”, aseguró Daura que destaca la ayuda al comercio de proximidad que "padece el descenso general de consumo". Según Daura la media que se paga por librería de IBI está entre los 500 y los 800 euros. "No nos salvará la vida pero nos ayuda mucho esta ayuda, sobre todo a las librerías medias y pequeñas".

La medida, que han dejado claro, solo afecta a los gestores y no a los propietarios de los locales, ni a las grandes productoras de cine o a los equipamientos públicos, sí que contemplarán las entidades que tienen el local en régimen de propiedad como las que están en alquiler.

Además de los 500.000, el consistorio destinará otros 400.000 euros de ayudas directas para reformas y acondicionamientos de espacios culturales para la ciudad, sobre todo los dedicados a obtener una licencia para realizar música en vivo.

Sobre la polémica del "pirulí" informativo de las galerías de arte de Sarrià y Gràcia, que desde el distrito se ha ordenado retirar, según la noticia publicada hoy por EL PAÍS, Collboni ha sido taxativo: "no es una decisión que hayamos tomado desde el ámbito cultural y hoy mismo acabo de pedir hace una hora información sobre quién, cómo y por qué se ha tomado esta decisión. Esta casa es muy grande".