Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

A la búsqueda del (nuevo) centro

Units per Avançar pretende aportar un proyecto desde un catalanismo centrado, no independentista y con una propuesta sobre el conjunto de España

Carlos Losada.
Carlos Losada.

Hoy son frecuentes los estudios sociológicos que describen las sociedades europeas como una yuxtaposición de grupos sociales diferenciados y cada vez con menos características compartidas. Simplificando, estaríamos tendiendo a una aglomeración de “tribus” sociales con decrecientes convicciones compartidas. Es un proceso que se agudiza, pues el impacto de las técnicas de marketing en internet hace cada vez más que los grupos sean autoreferenciados “encerrándose” en su “pequeño mundo” que los autoafirma. Cada grupo lee la prensa, escucha la radio, consulta las páginas web, recibe los mensajes de Faceboock y de Instagram… que más se ajustan a sus gustos. Además, se añade el efecto que el premio Nobel de Economía, Daniel Kahneman, denominaba el sesgo de la reafirmación: tendemos a ser selectivos y a retener aquello que nos reafirma en nuestras opiniones.

Estos procesos tienen su impacto en el ámbito político y en el comportamiento electoral. Así, en Cataluña tenemos potenciales grupos sociales alrededor del PP, de C’s, del PSC, del PDeCAT, de ERC, de CSQP y de la CUP. Pero, ¡falta un grupo!

Los datos del CEO de julio de 2017 dan una clara indicación de donde está el “grupo perdido”. Cuando se pregunta al electorado catalán cómo se sitúa en el eje derecha-izquierda (siendo 10 la extrema derecha y 0 la extrema izquierda) un 50% se sitúa alrededor del 5 (entre el 4 y el 6). Cuando se le pregunta por el eje “identitario” (siendo el 0 máximo españolismo y el 10 máximo catalanismo) el 45% se coloca también alrededor del 5, (entre el 4 y el 6). Es más, en la edición anterior del CEO, el 72% de los catalanes nos sentíamos en mayor o menor medida españoles. Y un detallado análisis por edades indica una presencia de jóvenes en ese grupo central “en la misma proporción que sus mayores”. O sea, el futuro electorado seguirá siendo mayoritariamente de centro, ceteris paribus.

Por el contrario, cuando se pide a los electores colocar los actuales partidos en los dos ejes mencionados, el centro queda vacío: no ven una fuerza situada claramente en esta posición. Es cierto que, en una medida u otra, todos se autoperciben en una cierta centralidad en uno de los ejes, pero no en los dos a la vez. Además, esta autopercepción no parece ser compartida por la mayoría del electorado.

Units per Avançar (Unidos para Avanzar) pretende, con la humildad que obliga estar naciendo como partido político, aportar un proyecto que ocupe este espacio electoral, desde un catalanismo centrado, no independentista, con una propuesta sobre el conjunto de España. Tenemos propuestas de políticas sociales, económicas, de política internacional… muy orientadas a aprovechar las oportunidades que en los próximos años se van a presentar. No aprovecharlas nos situaría en una situación de desventaja internacional. Tenemos delante cambios de una enorme envergadura: una segunda revolución industrial con extraordinarios aumentos de productividad, los retos de la equidad, los avances científico tecnológicos, el nuevo escenario geopolítico, cambios axiológicos de primera magnitud… Son retos que pueden ser una oportunidad de avance humano, social y económico o un fuerte riesgo a la cohesión social y al progreso.

Convertir casi 2.500.000 votos potenciales de ciudadanos catalanes que se definen como de centro en votos reales supone dificultades importantes no fáciles de superar. Requiere una propuesta clara y creíble de políticas económicas y sociales, un proyecto político que respete la realidad nacional de Cataluña con la del conjunto de España y que lo haga permitiendo sumar para unos y para otros; credibilidad de sus representantes y muy especialmente superar la barrera del voto útil en un momento que todavía impera ante el enfrentamiento político del panorama catalán. Lo conseguiremos si las propuestas de centro son vistas como un proyecto moderno, de futuro, realista y de medio y largo plazo que da respuestas a los retos actuales. Y que son capaces de ampliar el común denominador a todas las “tribus” hoy existentes.

Carlos Losada, Oriol Molins, Ignasi Rafel, Montse Surroca son impulsores de Units per Avançar