Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reinstalan maceteros en los accesos a la Puerta del Sol de Madrid tras el atentado de Barcelona

Los obstáculos a los vehículos ya se colocaron por motivos de seguridad las pasadas Navidades

Maceteros colocados la pasada madrugada en el acceso a la Puerta del Sol desde la calle de Preciados.
Maceteros colocados la pasada madrugada en el acceso a la Puerta del Sol desde la calle de Preciados.

Los accesos a la Puerta del Sol de Madrid han amanecido hoy bloqueados para la entrada de vehículos mediante unos grandes maceteros colocados la pasada madrugada, horas después del atentando terrorista que causó ayer 13 muertos y casi un centenar de heridos en La Rambla de Barcelona. Un portavoz del Ayuntamiento de Madrid ha confirmado su colocación por motivos de seguridad y explica que se han instalado también en otros espacios de la capital, aunque sin precisar sus ubicaciones exactas. Las pasadas Navidades ya se colocaron estos obstáculos al tráfico rodado para intentar evitar atentados, además de la Puerta del Sol, en lugares como Callao o la Plaza Mayor. Asimismo, hoy se ha reforzado la presencia de fuerzas de seguridad en los intercambiadores de transporte, las estaciones de tren, el aeropuerto y otros puntos críticos, según fuentes policiales.  

Alrededor de las 11.00 de la mañana los servicios de limpieza y zonas verdes del Ayuntamiento de Madrid seguían colocando los maceteros en las principales calles peatonales que desembocan en Sol. En la calle del Carmen y la calle Preciados, turistas y curiosos contemplaban los trabajos; los operarios van colocando unas seis barreras a diferentes alturas en cada una de las vías. "¿Para qué están colocando esto?", preguntaba un hombre mayor a un trabajador municipal. "Esto es para evitar atentados como los de ayer en Barcelona", le responde a la entrada de la calle de la Montera.

El ambiente en la Puerta del Sol, uno de los puntos más emblemáticos de Madrid, era hoy, por lo demás, de tranquilidad y normalidad. Se sucedían los grupos de turistas detrás de sus guía, las familias que paseaban con sus hijos, los visitantes que caminaban arrastrando las maletas hacia sus hoteles o aquellos que aprovecharon el sol mañanero para hacerse las típicas fotos con la estatua del Oso y El Madroño o "con el edificio de las campanadas", como señalaban algunos antes de Inmortalizar el momento, minutos antes de que se iniciara, a las 12.00, un minuto de silencio en la Puerta del Sol en recuerdo de las víctimas del atentado perpetrado ayer en La Rambla de Barcelona.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información