Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quevedo y Goya eran franquistas

Sabadell reniega ahora del informe que encargó, que proponía quitar una plaza a Machado por “anticatalanista”

Una vecina, ayer en la calle de Quevedo de Sabadell (Sabadell).

El alcalde de Sabadell (Barcelona, 200.000 habitantes), Maties Serracant, de la CUP, negó ayer que la ciudad vaya a retirar de una plaza de la ciudad el nombre de Antonio Machado tal y como sugiere un informe encargado por el Ayuntamiento. El texto, que fue encargado por la concejal de Cultura, Montserrat Chacon (ERC), califica al poeta de “españolista y anticatalanista” y arremete también, entre otros, contra el perfil “franquista” de Goya y Quevedo. Propone además depurar el callejero de la ciudad quitando cualquier nombre con reminiscencias españolas y castellanas. Sabadell está gobernada por una alianza de partidos de la que forman parte la CUP, Podemos e ICV, entre otras formaciones.

El informe, avanzado por el digital iSabadell,ha sido redactado por el historiador local Josep Abad y cuestiona la existencia en las calles y plazas de la ciudad de nombres de importantes figuras históricas, culturales y políticas de España. Algunas de ellas son Francisco de Goya, Luis de Góngora, Francisco de Quevedo, Mariano José de Larra o Félix Lope de Vega, cuya presencia en el nomenclátor considera “excesos” de un “modelo seudocultural franquista”.

Tras ser encargado a Abad por Chacon, el trabajo fue entregado a varias entidades del municipio la semana pasada. Sabadell está gobernada por un cuatripartito formado, además de los republicanos, por Unitat pel Canvi, Crida per Sabadell y Guanyem. En estas tres últimas plataformas se integran Podemos, ICV, Esquerra Unida y la CUP.

Ante la polémica generada, la concejal de Cultura tuiteó ayer que tan solo se trata “de un informe externo, no vinculante” y que “el Ayuntamiento nunca se ha planteado quitar el nombre de Antonio Machado del nomenclátor”. El alcalde añadió: “Machado se queda. Lo que es necesario eliminar del nomenclátor son los nombres de fascistas”.

El Consistorio precisó también en un comunicado que aún se están “estableciendo los criterios generales que regirán los cambios” del callejero y que en ningún momento se ha hecho una “propuesta con nombres concretos”. También señaló que el proyecto final saldrá del “trabajo consensuado con asociaciones de la ciudad” para tener unas calles “respetuosas con la memoria histórica”. Según el comunicado, el informe de Abad solo tenía como objetivo “disponer de una radiografía del nomenclátor del municipio”.

El líder del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, consideró que el informe es “un ejemplo de la españafobia más absurda, inculta y esperpéntica”; y el concejal de Ciudadanos Adrián Hernández exigió la retirada “inmediata” del proyecto por “proponer criterios excluyentes y carentes de rigor”.

Sobre la figura de Antonio Machado, Abad asegura en su trabajo que, “bajo la aureola republicana y progresista con que se ha revestido su figura, hay una trayectoria españolista y anticatalanista”. El informe califica a Machado y Quevedo como “hostiles a la lengua, cultura y nación catalanas”. Abad también pone el foco en figuras históricas como Dolores Ibárruri, Pasionaria,y Rafael del Riego, militar que dio apodo al himno republicano. El historiador califica a la histórica dirigente comunista de “seguidora de Stalin” y censura su ética.

En el informe se utiliza el mismo criterio de “modelo seudocultural franquista” para justificar la propuesta de suprimir una serie de denominaciones geográficas como Albarracín, Tenerife, región de Murcia o La Rioja. De la misma forma, Abad también pide retirar las calles de Uruguay y de Colombia pese a que opta por preservar las de México o de Argentina.

El historiador considera que debe revisarse el callejero de la localidad para “adecuarlo a la realidad sabadellense, catalana y mundial”, y “deshacerse de las últimas rémoras de un nomenclátor que era una herramienta de propaganda franquista y castellanista-españolista (tanto a escala de personajes como a escala histórica, geográfica y cultural)”.

Abad, además de historiador, es presidente de la plataforma por la lengua de la comarca del Vallès Occidental y mantiene unas posiciones netamente independentistas y antiespañolas. En una nota de apoyo a la consulta del 9-N de 2014, Abad escribió: “Los dirigentes españoles tienen muy claro que los catalanes no son españoles, sino que son una colonia y como tal deben ser tratados”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >