Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont acepta reunirse con Albiol, pero no antes del 16 de agosto

El presidente catalán apunta que el encuentro se celebrará "a partir de la segunda quincena" del mes

Xavier García Albiol y Carles Puigdemont, en el Parlament, en 2016.
Xavier García Albiol y Carles Puigdemont, en el Parlament, en 2016.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha aceptado la petición del líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, de celebrar una reunión para hablar de la celebración del referéndum del 1 de octubre. Albiol envió una carta este jueves al presidente pidiendo un encuentro antes del 16 de agosto para evitar que el Parlament tramite la ley del referéndum, pero Puigdemont no ha aceptado esta fecha y le ha contestado, en una misiva con fecha de este viernes, que el encuentro se celebrará "a partir de la segunda quincena" de agosto.

En la misiva, Puigdemont ha defendido que la Generalitat mantiene abierta las puertas al diálogo. "Creo que una actitud de diálogo y de respeto con los que no piensan igual es fundamental para que la democracia funcione", apunta el presidente, que seguidamente le reprocha al líder popular que el Gobierno central no tenga la misma actitud. "Le tengo que decir que llevo meses, desde el pasado enero, esperando que el presidente del Gobierno español tenga conmigo la consideración que usted amablemente me pide", escribe Puigdemont. En este sentido, el jefe del Ejecutivo catalán también lamenta las "claras faltas de respeto hacia lo que represento y hacia la mayoría parlamentaria" surgida de las pasadas elecciones.

Puigdemont asegura que la reunión servirá para "analizar más a fondo la situación" de "fractura" Cataluña, generada por el recorte del Estatut por parte del Tribunal Constitucional en 2010 y que ha sido el catalizador del proceso soberanista. El presidente también defiende en su carta que el referéndum anunciado para el 1 de octubre es "plenamente legal y plenamente legítimo" y considera que, aunque no se haya podido pactar con el Estado, esto "no lo invalida".

Albiol había solicitado una reunión antes del 16 de agosto porque es la fecha en que está prevista que se reinicie la actividad en el Parlament con el objetivo principal de tramitar y aprobar la ley del referéndum, que debe permitir convocar la consulta independentista el 1 de octubre. Puigdemont finaliza la carta anunciándole que el encuentro no será en la fecha solicitada por Albiol, sino posterior. La fecha queda pendiente de acuerdo entre ambos gabinetes.