Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Eulen en El Prat hará huelga indefinida las 24 horas

Los paros parciales de los próximos viernes, domingos y lunes se mantienen hasta que la nueva convocatoria ampliada sea oficial

Colas en los controles de seguridad, el pasado 20 de julio.
Colas en los controles de seguridad, el pasado 20 de julio.

Los trabajadores de la empresa Eulen, encargada de los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat, han decidido este miércoles en asamblea que ampliarán los paros parciales previstos para agosto a una huelga "indefinida y de 24 horas todos los días de la semana", que empezará probablemente el 14 de agosto. Esta nueva medida agravará las colas en los arcos de seguridad, que en los últimos días han llegado a ser de dos horas a causa de una huelga de celo de los empleados. Los trabajadores, de momento, mantienen la huelga parcial a partir del próximo viernes, que consiste en paros de cuatro horas tres días a la semana.

La decisión de la plantilla de Eulen llega después de dos reuniones fallidas en las que la Generalitat ha hecho de mediadora. En el primer encuentro, el pasado viernes, el comité de huelga no se presentó porque reclamaba que Aena, a la que considera responsable del conflicto, se siente a negociar. Eulen puso entonces una denuncia al Tribunal Laboral de Cataluña, lo que obligó a los trabajadores a comparecer en un segundo encuentro, este lunes. El desacuerdo fue tal que los trabajadores, al salir, advirtieron de que endurecerían la protesta, un aviso que se ha confirmado hoy con la decisión de la asamblea de ampliar los paros a una huelga "indefinida y del 100%".

La asamblea de los empleados de Eulen en El Prat, formada por un centenar de los 350 trabajadores de la empresa, ha optado por endurecer su postura con el 92,55% de los votos. "Esto refuerza nuestra reivindicación, ya que la mayoría de los trabajadores entiende que la culpa es de Aena, que no quiere solucionar el problema con profundidad", ha afirmado Juan Carlos Giménez, asesor del comité de huelga, a la salida de la Casa de Andalucía de El Prat de Llobregat, donde se ha celebrado la asamblea.

Por ahora, y hasta que se haga oficial la nueva convocatoria, que debería empezar "el 14 o el 15 de agosto", según Giménez, los trabajadores mantienen la huelga parcial, que comienza el viernes. Hasta mediados de agosto, pues, habrá paros de una hora todos los viernes, domingos y lunes a las 5:30, a las 10:30, a las 16:30 y a las 18:30 horas. En los servicios mínimos también hay desacuerdo. Eulen pide que sean del 95%, algo que no aceptan los trabajadores porque creen que ya trabajan a ese ritmo, a causa de las bajas y las vacaciones que no se cubren. El comité de huelga propone unos servicios mínimos del 93%, a la espera de lo que determine la Delegación del Gobierno español.

El anuncio de la huelga amenaza con agravar las colas que han sufrido los pasajeros en la última semana. La huelga de celo que llevan a cabo los empleados ha provocado colas de hasta dos horas de espera y más de mil viajeros que han perdido el avión, además de retrasos en buena parte de las salidas.

Para paliar esta situación, la empresa incorporó 25 empleados nuevos el pasado fin de semana, y en los próximos días traerá a 25 empleados más de otras comunidades autónomas, con el hotel y las dietas pagadas. Esta ampliación de 50 personas en la plantilla es precisamente la principal reivindicación de los trabajadores, ya que consideran que la falta de personal es la causa de que no puedan hacer descansos, de que no den abasto ante la creciente afluencia de viajeros, o de que se les pida hacer horas extra hasta jornadas de 16 horas. Los empleados también denuncian que parte de la plantilla no recibe la bonificación por trabajar en los escáneres del aeropuerto.

Pero el principal escollo en la negociación es la negativa de Aena a sentarse a buscar una solución. El comité de huelga considera que la empresa gestora de los aeropuertos españoles adjudicó "a la baja", hace un año, la gestión de los arcos de seguridad a Eulen. "Tienen que implicarse y comprometerse, para que no vuelva a pasar con cualquier otra empresa", ha reclamado Giménez. Aena ha negado durante toda la semana dicha responsabilidad, asegurando que no puede entrar "en el conflicto entre una empresa privada y sus trabajadores". A pesar de su negativa, la Generalitat ya le ha pedido que "se ponga las pilas", y también las aerolíneas han reclamado que se haga todo lo necesario para poner fin al conflicto.

Las fechas clave del conflicto de El Prat

24 de julio. Los trabajadores de Eulen inician una huelga de celo que lleva a colas de 40 minutos. Los empleados aseguran que cumplen con el protocolo de seguridad que establece la alerta antiterrorista.
27 de julio. Las colas para pasar el control de seguridad llegan a las dos horas de espera.
28 de julio. El comité de huelga planta a la empresa y a la Generalitat en una reunión de mediación. El motivo es que Aena, a quien creen responsable del conflicto, no participa en la negociación. Aena niega que sea su responsabilidad, y argumenta que no puede "entrar en un conflicto privado". Eulen presenta una denuncia al Tribunal Laboral de Cataluña porque ve "ilegal" la huelga de agosto.
31 de julio. Segunda reunión de mediación. Los empleados anuncian que "endurecerán la huelga".
1 de agosto. Las aerolíneas piden que se solucione el conflicto y la Generalitat reclama a Aena que se implique.
2 de agosto. El comité de huelga anuncia una huelga “indefinida, todos los días de la semana y de 24 horas” a partir del 14 o el 15 de agosto.
Lo que viene. Desde el 4 hasta mediados de agosto habrá paros de una hora todos los viernes, domingos y lunes, a las 5:30, a las 10:30, a las 16:30 y a las 18:30 horas. A partir de que se confirme la nueva huelga, los paros serán de 24 horas y todos los días de la semana.