Interior rechaza trasladar a Jordi Pujol hijo a una cárcel catalana

El primogénito del 'expresident' trata de reunir los tres millones de euros de fianza para salir de prisión

Jordi Pujol Ferrusola a su llegada para declarar en la Audiencia Nacional.
Jordi Pujol Ferrusola a su llegada para declarar en la Audiencia Nacional.Jaime Villanueva

El Ministerio del Interior ha rechazado la petición de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat, de ser trasladado a una cárcel catalana. El primogénito permanece en la prisión  madrileña de Soto del Real desde hace tres meses. Sus abogados solicitaron su traslado al centro de Quatre Camins -a 30 kilómetros de Barcelona- para que esté más cerca de su familia y pueda defenderse mejor. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que depende de Interior, basa su negativa en un informe de la Fiscalía y en el hecho de que la causa contra Pujol hijo se sigue en la Audiencia Nacional.

La defensa del hijo mayor del expresident ha recurrido ya la decisión de Interior. En paralelo, trata de recabar los tres millones de euros de fianza que, hace apenas un mes, le impuso la Audiencia Nacional como condición para dejarle en libertad. Fuentes de su entorno consideran que la cuantía de la fianza es excesiva y señalan que hay serias dificultades para conseguir ese importe, que además debe consignarse en efectivo. Pujol hijo está recurriendo a "amigos y familiares" para poder abandonar su celda.

El juez José de la Mata, que investiga el caso Pujol, dictó prisión provisional sin fianza para el primogénito el pasado 25 de abril. Por primera vez, un miembro de la familia Pujol ingresaba en prisión por la fortuna oculta en Andorra. El encarcelamiento se produjo cuatro años y medio después de que comenzara la investigación contra él por fraude fiscal y blanqueo de capitales. Según el juez, Júnior ha intentado poner sus bienes fuera del alcance de la justicia hasta fechas muy recientes.

Sus abogados, Cristóbal Martell y Albert Carrillo, recurrieron la decisión. Toparon primero con la oposición de De la Mata. Pero apelaron y la Audiencia Nacional les dio en parte la razón al dictar la libertad bajo fianza. Además de intentar sacarle de prisión a toda costa, los letrados también han tratado de mejorar sus condiciones de vida buscando su traslado a Barcelona.

En un escrito dirigido al juez, los abogados argumentaron que el primogénito "consta empadronado y reside en Barcelona", por lo que el traslado a la cárcel de Quatre Camins "le permitiría ser visitado por sus allegados y comunicarse, con mayor facilidad, con sus abogados". Los letrados recordaron, además, que la ley penitenciaria prevé ubicar a los internos de forma que se evite su "desarraigo social".

La fiscalía se opone

La Fiscalía Anticorrupción se opuso a la petición con el argumento de que podía ser "llamado para la práctica de diligencias" por parte de la Audiencia Nacional, con sede en Madrid. El juez, por su parte, concluyó sin embargo que "no existe inconveniente" para que el primogénito sea trasladado "al centro que la administración penitenciaria estime más adecuado en función de todos los intereses concurrentes".

El magistrado recordó así que la competencia es de Instituciones Penitenciarias, que en un brevísimo escrito fechado el 1 de junio- y firmado por el subdirector general de tratamiento y gestión penitenciaria- rechazó el traslado a Barcelona. La defensa argumenta que esa negativa "contradice abiertamente lo dispuesto por el juzgado" y señala que no hay "interés público" que justifique una decisión que provoca "un claro perjuicio" a Júnior.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50