Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez pide a Rajoy que negocie con Puigdemont para evitar el referéndum

Iceta ofrece el PSC a los moderados de CDC, a los desencantados de Ciudadanos y a los comunes

Pedro Sánchez, en Barcelona.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reclamado esta mañana a Mariano Rajoy que no espere al 2 de octubre y que negocie ya una solución alternativa al referéndum unilateral de independencia que ha prometido convocar Carles Puigdemont. En el que ha sido su primer mitin desde el congreso socialista y ante unas dos mil personas, Sánchez ha reivindicado la Declaración de Barcelona que aprobaron el viernes las ejecutivas del PSOE y del PSC con un abanico de propuestas para hacer frente al desafío independentista. 

"Creo que el 1 de octubre no ocurrirá nada si antes abrimos la puerta del diálogo", ha asegurado Sánchez, quien ha reclamado la necesidad de iniciar un nuevo período político en España con la reforma constitucional después de casi 39 años de vigencia de la Carta Magna. Y esa nueva etapa pasa, considera, también por una nueva concepción del Estado y de su estructura territorial: "El centralismo es pasado, el federalismo es futuro", ha asegurado el líder del PSOE, que ha vuelto a reivindicar a España como "nación de naciones", en la línea de lo que ya hicieron en los últimos años socialistas como Gregorio Peces Barba, Jordi Solé Tura o Carme Chacón. 

"No queremos que se sitúe a Cataluña fuera de la legalidad y existe una gran avenida de diálogo", ha insistido Sánchez, tras alertar contra "las falsas promesas que conducen a la frustración y la melancolía". En su opinión, "la crisis en Cataluña no se va a resolver con amenazas como he escuchado de algunos miembros del Gobierno por tierra, mar y aire", ha insistido, en alusión a las declaraciones de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, cuando recordó la función que reserva la Constitución a las Fuerzas Armadas para garantizar la integridad territorial.

Sánchez ha cargado contra "separatistas y separadores", en referencia al PP y a los independentistas y ha añadido que entre unos y se sitúa la propuesta socialista. "Respeto a la ley, por supuesto, pero no solo eso, porque si no gobernarían los jueces", ha vuelto a repetir el líder del PSOE, como ya hiciera en la rueda de prensa del viernes en Barcelona.

Tampoco ha escatimado críticas al PP y sus casos de corrupción. En esa línea ha recordado que todos los tesoreros de ese partido que han pasado por la comisión de investigación del Congreso están imputados y que en esas condiciones el partido de Mariano Rajoy no podía presumir de nada. "Es como si un ladrón quisiera dar lecciones de ética", ha añadido.

La intervención de Sánchez se ha producido en un acto político celebrado en el Palacio de Congresos de Cataluña después de que el consejo nacional del PSC proclamase a Miquel Iceta candidato a la presidencia de la Generalitat por 202 votos a favor y cinco en blanco. El líder del PSC se ha mostrado exultante y ha vuelto a pedir a Pedro Sánchez de manera acalorada que acabe con el gobierno del PP. "Pedro, líbranos de ellos", ha dicho Iceta, repitiendo la frase de la Fiesta de la Rosa del PSC del pasado mes de septiembre, antes de que el secretario general del PSOE fuese defenestrado en el comité federal.

Ambos líderes políticos han mostrado una enorme sintonía política y Sánchez tampoco se ha privado de recordar la lealtad que siempre ha encontrado en el PSC. En su intervención, Miquel Iceta, ha abierto las puertas del partido a todo el mundo: a los moderados de Convergència, a los desencantados que votaron Ciudadanos y a los comunes que no quieran ser "comparsa" del proceso independentista.

Más información