Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena incorpora 853 trabajadores más para mejorar la limpieza

Se duplican el número de calles a limpiar y al servicio se incorporan 468 barrenderos y 385 empleados dedicarán más horas

Suciedad en las calles del centro de Madrid.
Suciedad en las calles del centro de Madrid.

Madrid ha incorporado como resultado de las negociaciones entre el Ayuntamiento y las empresa concesionarias a 468 barrenderos más para mejorar la limpieza viaria. Otros 385 trabajadores trabajarán ahora más horas (y pasarán de trabajar algunos días a ser fijos) como consecuencia de los acuerdos con OHL, Sacyr, FCC y Ferrovial, empresas concesionarias que se encargan de la limpieza de la capital desde 2013, cuando la anterior alcaldesa, Ana Botella (PP), sacó a concurso el servicio. Esa adjudicación permitió al Ayuntamiento un ahorro del 24%, que las empresas asimilaron con un recorte en sus plantillas:  nada más lograr los contratos, las empresas prescindieron de un tercio de su plantilla y posteriormente aprobaron un ERTE, rebajando en total de 6.315 a 3.535 los trabajadores en las calles.

El Ayuntamiento de Carmena también ha impulsado el cambio de clasificación de viales para que se dupliquen las vías que serán consideradas como "principales". Es decir, que se limpiarán con más frecuencia. Se trata de un total de 992 kilómetros de los 3.853 existentes: un 26% del viario total de la ciudad. Las empresas concesionarias, por su parte, han pedido al Ayuntamiento el reequilibrio de los contratos por un importe que supera los 20 millones de euros anuales, solicitud que está en tramitación. "Con eso mejorará la ciudad pero no estaríamos en los niveles de lo que se dedicó a la ciudad con anterioridad a los contratos integrales", ha apuntado la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés.

De esta manera el Consistorio, dirigido por Manuela Carmena, espera mejorar la calidad de la limpieza viaria, unas de las tareas pendientes del gobierno de Ahora Madrid. En estos dos años las quejas ciudadanas por suciedad han copado las estadísticas de reclamaciones. El mismo equipo de gobierno ha admitido que mejorar la calidad del servicio de limpieza representa uno de sus objetivos principales.

Según el Ayuntamiento, la mejora de la limpieza de las calles es ya palpable: "Los datos del índice de ensuciamiento reflejan una mejora notable en términos interanuales y semanales y se sitúan en los parámetros del contrato en los que se considera que las calles están limpias", reza la nota municipal. La plantilla de barrenderos ha aumentado cerca de 1.000 personas en dos años, según el gobierno de Ahora Madrid, ya que actualmente se sitúa alrededor de los 5.000 frente a los 4.000 que había en 2015, ha afirmado el director general de Limpieza en Madrid, Víctor Sanabria.

El año pasado, el PSOE trabajó para que el gobierno de Carmena acordara con sindicatos y empresas convocar una mesa de negociación para acordar mejoras en el servicio limpieza. Chema Dávila, concejal del PSOE, ha reivindicado este viernes el resultado del trabajo realizado por su partido y pedido a PP y Ciudadanos que corrijan sus críticas a la luz de los acuerdos alcanzados con las concesionarias.