Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig esgrime su gestión y García critica la falta de voz del PSPV en la Generalitat

Los dirigentes se enfrentan en un debate ante las primarias del domingo para dirigir el partido

Ximo Puig, a la izquierda, y Rafa García, a la derecha, al inicio del debate moderado por la presidenta de la Unió de Periodistes Noa de la Torre.
Ximo Puig, a la izquierda, y Rafa García, a la derecha, al inicio del debate moderado por la presidenta de la Unió de Periodistes Noa de la Torre. EFE

Los candidatos a la secretaría general del PSPV-PSOE han protagonizado este miércoles el debate oficial ante las primarias del domingo, en el que Ximo Puig ha esgrimido la gestión del Gobierno del Botánico con sus socios en materia social y económica y Rafa García le ha reprochado la falta de voz del partido en el Consell.

Durante casi hora y media, han expuesto sus propuestas sociales, económicas, de federalismo y de partido y, aunque han coincidido en la necesidad de acabar con la desigualdad social y de apostar por un nuevo modelo económico más sostenible, han evidenciado diferencias en la relación orgánica e institucional del PSPV.

Puig ha defendido continuar liderando a los socialistas valencianos para "seguir cambiando la sociedad" desde la Generalitat con política progresistas, mientras García ha defendido que "la voz institucional está bien, pero la del partido también" y que la gestión institucional, especialmente en materia social, la modela Compromís y "hace falta la voz política" del PSPV.

El actual secretario general ha admitido que el PSPV "necesita cambios profundos", ha anunciado que los habrá en la dirección si sigue al frente, ha afirmado que "no hay que hablar, hay que participar" y ha espetado a su rival: "Me gustaría que participaras más".

García ha incidido en que, aunque está "orgulloso" de que Puig sea presidente pese a serlo con "los peores resultados de la historia", con Compromís y el apoyo de Podemos y con el PP como fuerza más votada, "no se elige a un presidente sino a un cargo orgánico que debe tener un papel orgánico", y que "sin un partido fuerte no podrán gobernar con garantías".

"En estos momentos no necesitamos un proyecto orgánico sectario sino abierto a la sociedad y ser capaces juntos de avanzar mucho más que hasta ahora", ha apuntado Puig, quien ha esgrimido que el PSPV "iba hacia el suelo y ahora va hacia arriba", pero García le ha recriminado que han pasado de 38.000 a 18.000 militantes y que el partido "está inmovilizado". El presidente ha recordado que también en Burjassot, donde García es alcalde, se han perdido afiliados.

Puig ha defendido que el pacto del Botánico "no está amortizado" y "ha sido beneficioso" como reflejan todos los indicadores y que a ningún militante, salvo a García y a la dirigente del PP, Isabel Bonig, le ha escuchado decir "que ha sido un error", a lo que el regidor ha contestado: "Nunca he criticado el pacto, sino que debía decidirlo la militancia, que es diferente".

Ambos han defendido un modelo federalista como "solución para España" y que los valencianos tengan mejor financiación e inversiones. García ha criticado que Puig "no desdijera" la crítica de Susana Díaz al plurinacionalismo, y el presidente ha respondido que es "de los pocos del PSOE" que defiende públicamente ese modelo y que "nunca ha dejado de ser federalista".

Puig ha defendido que el Senado debe ser la "cámara territorial" y que volverá a plantear la Entesa, mientras que para García "no es creíble" que apoyara el centralismo de Díaz y ahora "nos haga creer otra cosa" y se quiera desmarcar.

"No puede haber una bicefalia en el proyecto político y social" del PSPV, según Puig, a quien García ha recordado la "vergüenza" de los militantes valencianos por lo sucedido en octubre de 2016 en el seno del PSOE y le ha reprochado que los "dirigentes orgánicos de esta comunidad no hayan dado explicaciones".

Los dos han blandido la "lealtad" para definir la relación del PSPV con el PSOE: Puig ha afirmado que trabajará "para que Pedro Sánchez sea presidente", y García ha dicho que trabajará "como secretario general para que (Puig) gobierne con mayoría".

Han discrepado respecto a la futura ejecutiva si ganan: mientras García ha dicho que es una cuestión de militantes y debe tener "las mejores personas" sin hablar de cuotas, para Puig "es una cuestión del secretario general, al que eligen los militantes", y ha recordado que él "siempre ha integrado".

Puig ha defendido un PSPV basado en la democracia, el federalismo, el valencianismo, el feminismo y la izquierda y "sin familias orgánicas". Y García, un modelo "del siglo XXI", moderno, feminista, ecológico y con más participación de la militancia y espacio para el debate.

Más información