Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces rechazan paralizar el vertedero de Loeches

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestima un contencioso interpuesto por el Ayuntamiento

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado el recurso que presentó el Ayuntamiento de Loeches contra el acuerdo del Gobierno regional de 2016 que aprueba el plan especial que permite la construcción del vertedero de Loeches en su término municipal. El pueblo lucha contra el complejo de reciclaje, que sustituirá al vertedero de Alcalá de Henares que da servicio a 650.000 habitantes de 31 municipios del este de la región y que se colmatará en 2018.

Aves se alimentan en el vertedero de Alcalá de Henares.
Aves se alimentan en el vertedero de Alcalá de Henares.

El Ayuntamiento de Loeches no piensa tirar la toalla a pesar de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Seguirá adelante intentando que cambien de ubicación del bautizado como “Complejo Medioambiental de Reciclaje en la Mancomunidad del Este”. El alcalde, Antonio Notario (PP), explica que ha preparado una reunión de todos los grupos con políticos y el servicio jurídico. “La idea es recurrir en casación”, asegura.

El Ayuntamiento argumentó en el recurso que la figura elegida (un plan especial) para sacar adelante la instalación incumple la legislación vigente. Pero aparte de esta cuestión urbanística, Notario explica que el municipio ya aguanta otras cargas supramunicipales. “Tenemos la subestación de red electrica, la central de CLH de combustible estratégico para el Ministerio de Defensa, la planta de lodos del Canal de Isabel II o el sobrevuelo de los aviones de Barajas. Y encima te añaden el vertedero”, enumera.

La ubicación cuenta con la aprobación de la Comisión de Urbanismo de 30 de junio de 2016, que dio el visto bueno de manera definitiva al plan especial de infaestructuras para la implantación del vertedero. Algo que el Ayuntamiento considera incorrecto, porque solo se puede recurrir a dicha figura si lo estableciera el plan general de ordenación urbana del municipio.

Miguel Ángel Morales, portavoz de Juntos por Loeches, no se esperaba semejante sentencia, sobre todo porque existe una vía pecuaria que atraviesa el ámbito y no ha sido desafectada. Y recuerda que nadie quiere el complejo. “Es una imposición a la fuerza, pero no es la solución”, explica. Ellos abogan por un plan estratégico que se decante por el resudio cero. Pero el tiempo apremia y el vertedero de Alcalá de Henares se agota cada día que pasa. Está previsto que se colmate el año que viene. La Mancomunidad del Este, que gestiona los vertidos de residuos de 31 municipios de esa zona de la región, necesita encontrar una solución para deshacerse de la basura que generan pueblos del tamaño de Alcalá de Henares (203.000 habitantes), Torrejón de Ardoz (125.000) o Coslada (91.000). En total, 650.000 habitantes.

La planta incluye un vertedero de 105.000 metros cuadrados y una planta adyacente de tratamiento de residuos. En julio del año pasado votaron a favor del complejo 18 municipios, que representan al 74,52% de los residentes en el área. Se opusieron los representantes de Loeches, Ambite, Arganda del Rey, Mejorada del Campo, San Fernando de Henares, Torres de la Alameda, Velilla de San Antonio y Villalbilla (24,47% de los habitantes). Los municipios que se mostraron en contra defendieron un plan alternativo de diez pequeñas plantas distribuidas por toda la comarca.