Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de la Sierra Calderona, estabilizado tras arrasar 1.200 hectáreas

El operativo antincendio seguirá trabajando para evitar rebrotes

Trabajos de extinción en el incendio de la Sierra Calderona.

El incendio forestal de la Sierra Calderona, el parque natural situado a 40 kilómetro de Valencia, ha sido declarado este viernes estabilizado y sin llama tras arrasar 1.200 hectáreas, según ha anunciado la Agencia de Emergencias de la Generalitat. El fuego ha afectado a los términos de cuatro municipios de las provincias de Valencia y Castellón, Gátova, Altura, Segorbe y Soneja, y ha obligado al desalojo de varias masías y granjas.

La Generalitat ha señalado que aunque a lo largo de la tarde no se han detectado reproducciones, existen "zonas del perímetro calientes y se trabajará en ellas para evitar rebrotes".

A diferencia del jueves, este viernes los pronósticos meteorológicos se han cumplido. La brisa marina ha aumentado la humedad y ha reducido la temperatura, contribuyendo a aplacar un fuego que 24 horas antes avanzaba descontrolado en dirección norte.

Cerca de 500 personas de diversas Administraciones han trabajado sobre el terreno con el apoyo de 25 medios aéreos y 67 vehículos terrestres. El director general de Emergencias, José María Ángel, ha destacado que la coordinación de los distintos cuerpos ha evitado muertes y daños a las infraestructuras en un contexto muy peligroso debido al viento herrático y a la orografía de la sierra, repleta de barrancos y laderas escarpadas.

Consulta los mayores incendios forestales en España desde 2004

El incendio de la Sierra Calderona, estabilizado tras arrasar 1.200 hectáreas

En los últimos cuatro años se han producido 61 grandes fuegos; cada uno quemó al menos 500 hectáreas. Recorre en este mapa los mayores incendios forestales ocurridos en España en los últimos años.

Jorge Suárez, subdirector general de la Agencia de Emergencias de la Generalitat valenciana, ha indicado que las condiciones son "favorables", a pesar de lo cual el operativo antincendios continuará activo frente a posibles rebrotes.

"Disponemos todos los medios que podemos en cuanto a prevención, porque durante años ha habido recortes masivos y eso se nota especialmente en la accesibilidad" del monte, ha afirmado el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, en el puesto de mando avanzado instalado en Altura (Castellón).

Dos focos

La lucha contra el fuego se ha centrado en dos focos. La línea entre Segorbe y Soneja, donde los efectivos antincendios han evitado que el fuego alcanzase la autovía mudéjar y las vías del ferrocarril Teruel-Sagunto. Y la cabecera del incendio, situada entre Gátova y Altura. El fuego ha afectado a zonas de arbolado y zonas que son o en su día fueron agrícolas.

El jefe de sección de Climatología de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad Valenciana, José Ángel Núñez, subraya la importancia de la entrada de viento marino después de varios días de un poniente muy seco. "Los incendios mediterráneos son así, en cuanto desaparecen las condiciones que los alimentan dejan de ser incontrolables".

La rápida propagación de las llamas en la Calderona se ha debido a un cóctel adverso durante la semana: viento sostenido de poniente, baja humedad y elevadas temperaturas, a lo que se sumó el jueves una "alta ventilación" y una "atmósfera inestable", explica Núñez.

El humo llegó a Mallorca, aunque diluido. Y la columna que formó pudo verse a 100 kilómetros de distancia, en Gandia. El conjunto de la Comunidad Valenciana lleva desde hace días en alerta por riesgo extremo de incendios.

El puerto de Sagunto ha vuelto a quedar cerrado el viernes para facilitar la carga de agua de mar por parte de los dos aviones anfibios enviados por el Ministerio de Medio Ambiente, con capacidad para transportar 5.500 litros de agua.

Un rayo, principal hipótesis

El origen del fuego en la Calderona, un parque natural de 18.019 hectáreas, está siendo investigado. El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha apuntado a que pudo comenzar con un “rayo latente”. Un rayo cae sobre un árbol sin hacerlo arder de inmediato, pero iniciando una lenta combustión interna que se aviva horas e incluso días después con la entrada de oxígeno por una grieta del tronco.

En la investigación del fuego trabajan miembros del Seprona, de la Consejería de Medio Ambiente y de la Agencia Estatal de Meteorología, que deben determinar los lugares en los que han caído rayos en los últimos días.

Más información