La Generalitat retira a una filial de OHL de la gestión de un geriátrico

El centro, en Nou Barris, tuvo un brote de sarna que afectó a seis personas

El Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales anunció ayer la suspensión cautelar de la gestión del geriátrico El Molí, en Barcelona, que ostenta una UTE filial de OHL, Ingesan-Asproseat. La Generalitat, según una nota, abrió un expediente sancionador al operador debido a “graves irregularidades funcionales” en una inspección rutinaria. La empresa dice que no ha sido notificada.

El anuncio de la suspensión llega un día después de que familiares y vecinos denunciaran la falta de diligencia del departamento ante la situación de cinco residencias gestionadas por la UTE. Según sus testimonios, en los centros había carencias materiales y de servicio y no se cumpliera con los ratios establecidos de cuidadores.

La Generalitat aseguró ayer que tomó la decisión después de que hace tres días apareciera un brote de sarna en la residencia, que ha afectado a tres usuarios y seis trabajadores. Trabajo y Asuntos Sociales dice que, además, no se han subsanado irregularidades graves en la medicación, las comidas y la higiene.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50