Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El informe sobre víctimas de abusos policiales se amplía y da voz al dolor de víctimas

El estudio sobre vulneraciones de derechos humanos entre 1960 y 1978 incluye testimonios de los afectados

El lehendakari Urkullu recibe a los representantes de la Comisión de Valoración encargados de realizar el informe sobre víctimas de abusos policiales.
El lehendakari Urkullu recibe a los representantes de la Comisión de Valoración encargados de realizar el informe sobre víctimas de abusos policiales.

El informe encargado por el Gobierno vasco que reconoció ya en febrero de 2016 como víctimas de abusos policiales y de vulneraciones de derechos humanos entre 1960 y 1978 ha sido completado con testimonios de los afectados para dar voz a sus historias y a sus "dolores escondidos".

Este informe fue elaborado en el marco del decreto sobre víctimas policiales de dicho período que aprobó el Gobierno vasco del socialista Patxi López en 2012 y una Comisión de Valoración se encargó de evaluar las solicitudes que hubo y determinó el reconocimiento como víctimas a 187 personas.

Entre estas víctimas figuran las que murieron por disparos de armas de fuego por parte de Fuerzas de Seguridad del Estado y las que resultaron heridas por este mismo motivo, sobre todo en manifestaciones, controles de carretera y otros altercados.

Además, otras de las personas reconocidas en el decreto sufrieron malos tratos y torturas durante su detención en comisarías y el resto resultaron heridas por los artefactos utilizados para disolver manifestaciones como pelotas de goma y botes de humo.

La publicación presentada hoy, titulada Saliendo del olvido, completa los datos estadísticos y recoge los testimonios de las víctimas, profundiza en el análisis de los casos, en las secuelas de las víctimas y en el contexto histórico.

El informe ha sido presentado hoy por los representantes de la Comisión de Valoración al lehendakari, Iñigo Urkullu, a la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, y a los miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Vitoria.

En declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con el lehendakari, el coordinador de la Comisión de Valoración, Carlos Martín Beristain, ha destacado que con esta publicación se culmina el proceso para que el sufrimiento "pueda ser escuchado y reconocido".

Ha recordado que estas víctimas de la dictadura nunca tuvieron un reconocimiento ni un espacio de acogida y por fin, tras años de olvido, éstas querían que se recogieran sus testimonios.

Martín Beristain ha señalado que prácticamente el 75% de las víctimas reconocidas han recibido las indemnizaciones contempladas en el decreto, aunque el resto está pendiente de ello debido al recurso del Estado que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) admitió a trámite contra algunos artículos de esta normativa.

Además de ese recurso ante el TSJPV, varios artículos de "Ley de Reconocimiento y Reparación de Víctimas de Vulneraciones de Derechos Humanos en el contexto de la violencia política en la Comunidad Autónoma Vasca entre 1978 y 1999", que daba continuidad al decreto, están suspendidos provisionalmente por el Tribunal Constitucional tras admitir un recurso del Gobierno.

Martín Beristain ha confiado en que estas cuestiones se resuelvan finalmente, pero ha reiterado que son asuntos que corresponden a otros ámbitos y no a la Comisión de Valoración que él representa.