Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad civil se vuelca para acoger la Agencia Europea del Medicamento

Más de un centenar de entidades firman un manifiesto para apoyar la candidatura de Barcelona para albergar la EMA

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el consejero de Salud, Toni Comín (c), y el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (d), durante el acto de presentación del manifiesto de la sociedad civil
La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el consejero de Salud, Toni Comín (c), y el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (d), durante el acto de presentación del manifiesto de la sociedad civil EFE

Barcelona jugó ayer una de sus últimas bazas para encumbrar su candidatura a albergar la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA en inglés). Con las tres Administraciones de la mano (Gobierno central, Generalitat y Ayuntamiento) y un potente comité de expertos detrás, la última carta que puso sobre la mesa fue el apoyo de la sociedad civil. Coordinados por el 'lobby' Barcelona Global, grupos sanitarios, colegios profesionales y entidades privadas lanzaron un manifiesto para convencer a Europa de las posibilidades de la ciudad como sede de la EMA.

“Queremos sumar nuestro esfuerzo y apoyo para lograr que Barcelona se convierta en la nueva capital europea del medicamento”, anunció ayer el actor Josep Maria Pou durante la lectura del manifiesto. En un acto en el Paraninfo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, rodeados por centenares de personas de la sociedad civil, un grupo de expertos desgranó las posibilidades de Barcelona para albergar la EMA, que tiene que abandonar su sede en Londres en abril de 2019 a causa del Brexit. “A veces las ciudades tienen oportunidades de dar saltos de gigante y cuando pasan esas cosas, hay que aprovecharlo. Es importante que trascienda que hay apoyo social”, apuntó Gonzalo Rodés, presidente de Barcelona Global.

Más de un centenar de organizaciones —incluidos medios de comunicación, entidades bancarias, patronales sanitarias y personalidades de renombre como los científicos Bonaventura Clotet o Manel Esteller— han firmado el manifiesto. El documento destaca que Barcelona es “el principal polo de investigación del sur de Europa” y una “fortaleza científica”. De hecho, señalan los coordinadores del manifiesto, la ciudad cuenta con 31 centros de investigación biomédica y 230 laboratorios, que representan la mitad de la industria farmacéutica española.

Disponibilidad inmediata


Los expertos que participaron en el acto también pusieron en valor la disponibilidad inmediata de Barcelona para asumir el traslado de la EMA, que cuenta con 900 empleados directos y unos 4.500 puestos de trabajo indirectos. Para empezar, Barcelona ya ha ofrecido la Torre Glòries (antigua Torre Agbar) como sede de la agencia y además, una encuesta interna a los trabajadores reveló que la capital catalana es la opción preferida por la mayoría de los empleados. “Lo más importante es la no pérdida de talento, que los trabajadores de la EMA vayan a una ciudad donde se cumplan sus necesidades y que el cambio sea lo más suave posible”, apuntó Jordi Ramentol, consejero delegado de los laboratorios Ferrer.

Durante el acto, que contó con la presencia de la ministra de Sanidad, Dolors Montserral; el consejero de Salud, Toni Comín, y el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, los firmantes del manifiesto apelaron al espíritu de “unos de los mejores Juegos Olímpicos de la historia” —este año se celebra el 25º aniversario de Barcelona 92—, y anunciaron que, a partir de ahora, empezarán una ofensiva en Europa para “comunicar y dar a conocer” las posibilidades de Barcelona como la mejor candidata para albergar la EMA.

El embajador de España ante la UE: “Hay retos a superar”

PERE RIOS

El embajador representante permanente de España ante la Unión Europea, Pablo García-Berdoy, insinuó ayer que el proceso soberanista catalán podría dificultar la elección de Barcelona como sede de la Agencia Europea del Medicamento tras el anunciado traslado de Londres a otra ciudad europea por la salida del Reino Unido después del referéndum del Brexit.

“Hay retos a superar en esta candidatura. Algunos de ellos no quiero mencionarlos explícitamente, pero a nadie se le escapa. Sería una pena que fuera un obstáculo para una candidatura que aportaría gran valor añadido”, remarcó García-Berdoy durante una conferencia pronunciada en el Círculo de Economía.

El representante de la diplomacia española en la Unión Europea aplaudió la unidad institucional en torno al objetivo de la Agencia Europea del Medicamento y no concretó explícitamente al acabar la conferencia si los “retos” a los que se había referido guardaban relación con el referéndum secesionista previsto para el 1 de octubre. Sí remarcó, por el contrario, que Barcelona es “una candidatura muy buena, con muchísimo valor añadido”, de la que destacó la “magnífica labor” que están llevando a cabo el Gobierno del Estado, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

Por ello, defendió “marchar juntos por una candidatura bien respaldada socialmente y políticamente”, aunque advirtió que Barcelona tiene “grandes contrincantes” en esta pugna, como son las ciudades de Amsterdam, Milán, Viena, Dublín, Lille o Estocolmo.

De los 27 países de la UE, 22 se han presentado para acoger la EMA. Los principales competidores de Barcelona son, no obstante, Copenhague, Estocolmo, Ámsterdam, Viena, Milán y Lille. En otoño, el Consejo de jefes de estado de la UE tomará la decisión. 

Más información