Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El financiero Javier de la Rosa niega haber cobrado por acusar a Pujol

La ex de Pujol hijo defiende al comisario Villarejo en el Parlament

Victoria Álvarez este lunes en el Parlament.
Victoria Álvarez este lunes en el Parlament.

El financiero Javier de la Rosa tenía la firme intención de permanecer callado y no contestar a ninguna pregunta por consejo de sus abogados. Lo ha logrado, pero solo en parte. Aunque se ha remitido a sus declaraciones en sede judicial, la insistencia de los diputados del Parlamento catalán le ha llevado a negar que haya cobrado de los fondos reservados por denunciar a Jordi Pujol hijo.

De la Rosa ha comparecido este jueves en la comisión de investigación sobre la llamada Operación Cataluña, el mismo día en que también lo ha hecho Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. Ambos son una pieza clave en la causa abierta en la Audiencia Nacional contra el primogénito del expresidente catalán. Sus declaraciones ante la Policía -Álvarez la ratificó ante el juez, pero De la Rosa no- sirvieron para abrir la investigación judicial, a la que después se han ido sumando el resto de miembros de la familia Pujol.

Existe la sospecha de que tanto De la Rosa como Álvarez fueron recompensados económicamente por denunciar a Júnior.Ambos, sin embargo, lo han negado. "¿Cuánto ha cobrado de los fondos reservados?", ha preguntado la diputada de la CUP Mireia Boya. "En el juzgado ya dije que nada", ha explicado el financiero en una de sus breves intervenciones. Boya ha invitado a De la Rosa a asistir al estreno de un documental sobre las "cloacas del Estado", invitación que el empresario ha declinado con ironía: "Estoy comprometido".

La respuesta más larga de De la Rosa ha servido para salir en defensa del exalcalde de Barcelona Xavier Trias. "Es una excelente persona, honesto a cabal, le conozco desde los 18 años, y todo lo que dijo aquí tenía razón", ha dicho. Trias fue acusado, falsamente, de poseer una cuenta en Suiza. El financiero, sin embargo, no ha querido explicar qué cargos de Convergència acudieron a verle después de que acudiera a declarar a la Policía. Y se ha remitido, de nuevo, al secreto judicial y al consejo de sus abogados. "Todo lo que me han preguntado lo podrán leer cuando se levante el secreto".

Victoria Álvarez, por su parte, se ha presentado como víctima en el Parlamento catalán por haber denunciado la corrupción de la familia Pujol. Álvarez ha lanzado un duro alegato contra los políticos, pero ha defendido con vehemencia la labor de la Policía al investigar la corrupción en esa comunidad. En particular, la ex de Júnior ha alabado la labor del comisario jubilado José Villarejo.

Álvarez ha criticado el proceso independentista (“no sabemos si quieren hacer una Corea del Norte...”) y ha puesto en duda la existencia misma de la Operación Cataluña, las supuestas maniobras de altos mandos policiales -entre ellos, Villarejo- para investigar a políticos independentistas sin amparo judicial. Para la ex de Pujol hijo, ese epíteto obedece más a una “teoría conspiratoria” o al material de una “novela”. “Se mandó investigar la corrupción en Cataluña. Pues viva esa investigación. Ya era hora”.

Victoria Álvarez ha jugado un papel clave en el caso Pujol. Su testimonio -explicó los viajes a Andorra del primogénito del expresident para traer dinero en efectivo- fue decisivo para que la Audiencia Nacional abriera una investigación contra Jordi Pujol hijo. De esa causa surgieron, después, los indicios que sacaron a la luz que la familia Pujol dispuso de una fortuna oculta a Hacienda en Andorra durante más de tres décadas. Álvarez ha alardeado de que su intervención no acabó ahí. “He tenido muchísimo contacto con la policía para aportar las pruebas que me van llegando de Argentina, de México... He estado metida en la investigación al 100%”.

La ex de Pujol ha denunciado su precaria situación económica desde que, a finales de 2012, decidió denunciar a Júnior. Lo hizo, entre otras cosas, convencida por el comisario Villarejo, que se presentó ante ella como un periodista. “No me considero engañada. La Policía ha actuado de forma fantástica. Ha hecho lo que tenía que hacer”, ha defendido Álvarez un día después de la emisión de la entrevista al comisario Villarejo en Salvados.

A preguntas de los diputados, Álvarez ha negado haber cobrado un solo euro de los fondos reservados o de cualquier otra procedencia por su colaboración con la justicia. Y ha arremetido con igual contundencia contra el PSC y contra el PP. A la exlíder de los populares en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, la ha llamado “mentirosa” y “traidora a su partido, a la justicia y España”. “Y encima tiene la jeta de denunciar algo que había ordenado ella”, ha explicado sobre la conversación que ambas mantuvieron, en julio de 2010, en el restaurante barcelonés La Camarga.

Esa conversación fue grabada por la agencia de detectives Método 3 por encargo de Camacho y del entonces secretario de organización del PSC, José Zaragoza, siempre según la versión de Álvarez. En la charla, Álvarez detalló a la líder popular los manejos de Pujol hijo en Andorra. Su difusión, dos años más tarde, dio origen a una serie de gestiones que acabaron llevando a Álvarez a declarar, primero ante la policía y más tarde ante el juez.

Más información