Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patrimonio paraliza el derribo de un convento de 1929 autorizado por el Ayuntamiento

La Comunidad acusa al Consistorio de permitir estas ilegalidades al no actualizar el catálogo de elementos protegidos

Convento de las Damas Apostólicas del Sagrado Corazón de Jesús
Estado de demolición este jueves del convento neomudéjar de las Damas Apostólicas.

La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid ha paralizado el derribo del convento de las Damas Apostólicas autorizado por el Ayuntamiento de la capital a través de una declaración responsable del propietario, Global Alchiba, S.L. El inmueble, de 1929, está protegido por la Ley 3/2013 del Patrimonio Histórico por ser un edificio conventual anterior a 1936, pero el Consistorio no tiene actualizado su catálogo de elementos protegidos, por lo que este tipo de ilegalidades pueden ocurrir. "Este no es el primer caso, pero me temo que tampoco sea el último. Hay que ver el daño que pueden hacer en un día", explica la directora general de Patrimonio, Paloma Sobrini. El Colegio de Arquitectos pidió el 20 de abril que el edificio se incluyera específicamente en el registro de Bienes de Interés Patrimonial, pero la Comunidad tampoco atendió el requerimiento.

Los vecinos dieron la voz de alarma en la tarde del miércoles en Twitter, preguntándose cómo era posible permitir esta demolición. Otros subieron vídeos del derribo. Lo resume muy bien Juan Carlos, vecino de la zona: "El mal que se ha hecho es terrible, ayer estuve llorando. En qué cabeza cabe tirar un edificio de esta belleza. Nos han quitado un trozo del barrio, pero también de la historia de Madrid". Este vecino avisó a la Policía Municipal, que ayer se presentó en las instalaciones. Sin embargo, la demolición siguió adelante. El inmueble se encuentra en el paseo de la Habana, uno de los barrios más adinerados de la capital, donde los solares son muy apreciados. El suelo en el que se encuentra está considerado como dotacional, por lo que solo puede utilizarse para una dotación para el barrio.

Derribo del edificio neomudéjar en la tarde de ayer.
Derribo del edificio neomudéjar en la tarde de ayer.

Inmediatamente, se hizo eco la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, que informó a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno regional. La titular del departamento, Paloma Sobrini, explica a EL PAÍS: "El Ayuntamiento sabe que había que paralizar las obras desde ayer por la tarde, cuando informamos a sus servicios técnicos, y no ha hecho nada. Esta mañana hemos intentado acceder a la obra y los propietarios no nos han dejado. Hemos tenido que llamar a la Policía para que lo hicieran. Ha sido entonces cuando la obra ha quedado paralizada".

En su opinión, se trata de una irregularidad "grave", pero probablemente no será la última. "Es increíble que el Ayuntamiento no actualice su catálogo de elementos protegidos. Este inmueble está declarado Bien de Interés Patrimonial [por la Ley 3/2013 del Patrimonio Histórico], pero la licencia de demolición se ha tramitado con una declaración responsable". Esta fórmula permite agilizar las licencias a través de una declaración en la que el propietario del inmueble manifiesta que va a cumplir la ley y que dispone de la documentación que así lo acredita.

"Es inconcebible que una demolición de esta envergadura se haga con declaración responsable. Y, más todavía, que el Ayuntamiento no conozca la ley: el edificio está protegido, como lo está cualquier convento anterior a 1936, por lo que cualquier licencia de modificación requiere de una autorización específica de la Dirección General de Patrimonio. Y, por supuesto, nosotros no habríamos dado la licencia", añade Sobrini. La directora general de Patrimonio explica que ahora hay que "evaluar los daños", para lo cual se ha abierto un expediente, pero admite que la reconstrucción "va a ser difícil": "Son tantos los daños que será muy complicado, las demoliciones son muy rápidas, como se ve en los vídeos de los vecinos, de un solo golpe se pueden demoler 30 metros cuadrados".

Sin embargo, la Comunidad de Madrid también tuvo oportunidad de hacer más antes para salvar el edificio. El 20 de abril, una vocal del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) presentó una solicitud ante el registro general para pedir que se incluyera específicamente el convento de las Damas Apostólicas del Sagrado Corazón de Jesús como Bien de Interés Patrimonial. Según la ley regional, este tipo de construcciones anteriores a 1936 tienen una protección general, pero la solicitud pretendía que Patrimonio lo incluyera en el registro regional de Bienes de Interés Patrimonial. La Comunidad no respondió al requerimiento.

Colaboración municipal

Aspecto de los muros del convento, demolidos. ampliar foto
Aspecto de los muros del convento, demolidos.

El Gobierno de Manuela Carmena anuncia que investigará a la entidad colaboradora en la gestión de licencias urbanísticas (ECLU), que autorizó la declaración responsable, para ver si "cumplió todos los trámites". La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, explica que el Ayuntamiento "está trabajando en una modificación de la ordenanza de las declaraciones responsables para evitar que se permitan este tipo de derribos", informa Luca Costantini. Además, señala que se va a abrir una investigación para ver si la declaración responsable que sirvió para empezar las obras cumple con todos los requisitos legales.

Desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid reconocen que el edificio es Bien de Interés Patrimonial según la Ley de Patrimonio regional, pero destacan que, dado que el edificio no tiene ningun grado de proteccion segun el Plan General de Ordenación Urbana, el particular ha podido comenzar la demolicion mediante una declaracion responsable, un trámite rápido que no necesita pasar por la Comision de Patrimonio. El área explica que, desde que tuvieron noticias de la demolición, ayer a las 21.00, se ha estado buscando la manera de paralizar la demolicion, colaborando con la Comunidad de Madrid. Además, confirman que, según la orden de Patrimonio, se está resolviendo la ineficacia de la declaracion responsable presentada por los propietarios.

En cuanto a la actualización del Plan General de la capital, como pide Patrimonio, el Ayuntamiento explica que en estos momentos se está redactando un contrato menor para organizar toda la información urbanística existente para comenzar el proceso de actualización del catálogo, que lleva sin actualizarse desde 1997, con los gobiernos de Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella (PP). "Además, de acuerdo con las medidas preventivas que ha tomado el órgano competente [la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad) y por nuestra parte, mantendremos la estricta supervisión de las licencias correspondientes", añaden.

Un edificio neomudéjar

Daños en el edificio en imágenes tomadas por los vecinos.
Daños en el edificio en imágenes tomadas por los vecinos.

Este inmueble nació como Noviciado de la Damas Apostólicas del Sagrado Corazón de Jesús y más tarde pasó a conocerse como  Casa de Espiritualidad Luz Casanova. Es obra del arquitecto Críspulo Moro Cabeza y se considera  una muestra del neomudéjar ya tardío, abundante en la arquitectura madrileña. Se encuentra situado en el número 198 del paseo de la Habana, en el distrito de Chamartín.

Desde Madrid, Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) aseguran que es "inexplicable" que no se encuentre recogido en el catálogo de elementos protegidos del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid. Sí aparece, en cambio, en la publicación Arquitectura de Madrid del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM). Por ello, desde el COAM solicitaron en abril a la Dirección General de Patrimonio Cultural que otorgaran directamente la calificación de Bien de Interés Patrimonial al edificio, cosa que no hizo. Este tipo de figuras se puede promover tanto desde los Ayuntamientos como desde la propia Comunidad, que recientemente protegió el edificio Capitol.

Juan Carlos, que vive en la zona, señala que los vecinos se van a reunir en la tarde de este jueves para coordinarse ante esta situación. "Hace tiempo, la Comunidad nos dijo que el edificio estaba protegido y que se estaba pensando en rehabilitarlo como un centro cultural". Este vecino explica además que la mayor parte del derribo ha ocurrido en pocas horas. "Esta mañana han tirado abajo media iglesia, con elementos arquitectónicos muy interesantes como la zona del rosetón, las columnas..". Tras la paralización por parte de Patrimonio, ahora los propietarios tienen cinco días para hacer alegaciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información