Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat sobre la ley de ruptura: “Es un trabajo en marcha”

La oposición exige al Ejecutivo de Puigdemont que se explique en el Parlament y Junts pel Sí reitera que su "prioridad total" es el referéndum

El presidente catalán, Carles Puigdemont, en una sesión del Parlament.
El presidente catalán, Carles Puigdemont, en una sesión del Parlament. EL PAÍS

El consejero de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, ha relativizado hoy la publicación del borrador de la ley de transitoriedad jurídica que están elaborando los soberanistas en el Parlament, y afirma que la norma no está cerrada: "Es un trabajo en marcha. Se está trabajando, discutiendo, mejorando, y con respeto a las mayorías" que hay en el Parlament. Preguntado por la decisión de la Fiscalía de analizar el borrador de la ley que se ha publicado, el vicepresidente catalán Oriol Junqueras ha respondido: "Nos parece perfecto. Que todo el mundo haga el trabajo que considere que tenga que hacer. Nosotros haremos el nuestro". Junqueras y Romeva han viajado este mediodía a Madrid para participar en la conferencia que protagonizarán esta tarde junto al presidente Carles Puigdemont.

La oposición en Cataluña exige que el Gobierno de Carles Puigdemont presente ya  el borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica que ha avanzado EL PAÍS y que le permita fiscalizar el texto. El PSC ha arremetido este lunes con dureza contra el borrador del proyecto de la ley de ruptura, tanto por su contenido como por las formas. "Es la demostración palpable, la prueba del nueve de que el Gobierno de la Generalitat nunca ha querido pactar nada", ha declarado Salvador Illa, secretario de organización de los socialistas catalanes. En un comunicado, el grupo parlamentario de Junts pel Sí recuerda que el texto no está cerrado y reitera que su "prioridad total" es el referéndum. "Si el Estado impide a los ciudadanos de Cataluña el derecho a votar en un referéndum, no nos quedará más remedio que dotarnos de los mecanismos legales que nos permitan celebrarlo", explican en Junts pel Sí.

La ejecutiva del PSC analizará esta mañana el tema en la reunión de su ejecutiva y posteriormente habrá una posicionamiento de Miquel Iceta, el primer secretario del partido. Se prevé que sea una reacción contundente en contra del contenido del borrador de esa ley. "Han estado meses y meses preparando una ruptura pero hoy se van a Madrid a hacer una conferencia a pedir el referéndum pactado", ha añadido Illa para referirse a lo que considera doble lenguaje de los partidos independentistas y a la conferencia que ofrecerá el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Además de eso, Illa ha asegurado que el borrador de la ley de ruptura es "una chapuza jurídica" y ha recurrido a la frase hecha que suelen emplear los juristas para justificar posiciones de difícil justificación. "El papel lo aguanta todo", ha dicho Illa. En opinión de este dirigente del PSC, el borrador de ley que preparan Junts pel Si y la CUP es "la demostración palpable de que están en un proceso de engaño a los ciudadanos de Cataluña".

El grupo parlamentario del Partido Popular ha registrado esta mañana en el Parlament una petición de comparecencia urgente de Carles Puigdemont para que informe sobre el borrador de la ley de ruptura. “Esa ley pretende imponer el control de los jueces por la Generalitat, hace del catalán la única lengua oficial, traspasa funcionarios y bienes del Estado en la Generalitat y declara la república”, ha afirmado Xavier Garcia Albiol a través de un comunicado en el que ha juzgado de “disparate” el contenido del borrador.

El presidente del grupo de Catalunya Sí que Es Pot, Lluís Rabell, ha reclamado este lunes a través de las redes sociales que el Ejecutivo catalán ofrezca explicaciones en el Parlament sobre el texto y sobre sus intenciones acerca de la independencia. "Que el Gobierno explique sus planes en el Parlament. Por dignidad democrática. No debatiremos ni enmendaremos filtraciones", ha afirmado a través de Twitter, tras conocer la intención expresada en el texto, según el cual si se impide celebrar el referéndum se prevé declarar la independencia de forma unilateral.

La confluencia de izquierdas, pese a ser una de las formaciones que está a favor del referéndum, no ha participado en el grupo de trabajo encargado de la redacción de la ley de desconexión catalana, que ha recaído sobre Lluís Corominas y Jordi Orobitg por parte de Junts pel Sí  y sobre Benet Salellas y Gabriela Serra por parte de la CUP.

Rabell ha respondido al presidente del grupo de Junts pel Sí, Jordi Turull, quien ha señalado que el borrador desvelado por este diario "va muy desfasado". Elisenda Alamany, miembro de la ejecutiva de Catalunya en comú, -el nuevo nombre de los comunes- ha insistido en que su formación sigue apoyando la celebración de un referéndum como así se demostró en el acto que se celebró el viernes. "No queremos otro 9N y sino hay referéndum participaremos en cualquier movilización", ha dicho. Alamany ha reiterado que esa es la vía de los comunes discrepando de la declaración unilateral que plantea el referéndum en caso de que no se pueda votar.

Por su parte, presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este lunes que su partido llevará al Tribunal Constitucional (TC) la Ley de Transitoriedad Jurídica catalana, a la que se ha referido como "ley de secesión", en cuanto entre en vigor, y ha pedido al PP y al PSOE que se sumen a este recurso.

Más información