Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bulevares y Santa Engracia estrenan los nuevos carriles bici

Las infraestructuras ciclistas segregadas, en las que se ha invertido ocho millones de euros, abrirán por fases

Nuevo carril bici instalado en la calle Sagasta.
Nuevo carril bici instalado en la calle Sagasta.

El Ayuntamiento de Madrid ultima la construcción de varios carriles bici segregados que pretenden crear largos trayectos por los que los ciclistas puedan circular por la capital separados del tráfico. Se trata de los ejes del parque del Oeste a la plaza de Colón (los bulevares), de Alonso Martínez a Cuatro Caminos (por Santa Engracia) y de la plaza de Chamberí a la avenida de los Toreros (por Juan Bravo). Todos ellos abrirán en tres fases, la primera de ellas el 8 de mayo, la segunda el 28 del mismo mes y la última en julio. La inversión en los 30 kilómetros de vías para bicicletas previstos este año es de de ocho millones de euros.

“Me encantaría ir en bici al trabajo, pero no me atrevo. Los coches van demasiado rápido y me da miedo. Si hubiera carril bici”... Carmen, vecina de Arganzuela, expresa sus temores a la hora de utilizar la bicicleta por la capital. Aunque todo el mundo tiene interiorizado que la bici se puede usar en los parques, no tantos la usan como medio de transporte. “El límite de 30 km/h en los ciclocarriles se cumple poco. Yo no dejo a mi hija que vaya en bici en esas condiciones”, dice Carlos Corral, subdirector de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento.

“Los ciclocarriles han cumplido una labor importante de darle una mayor visibilidad a la bici, pero no consiguen el atractivo que tiene una vía exclusiva ciclista, y además tampoco reducen la capacidad vial para el tráfico motorizado”, coincide Miguel Andrés, de la asociación ciclista Pedalibre.

El Consistorio está construyendo nuevos recorridos ciclistas con el objetivo de hacer más interesante el uso de ese vehículo y lograr que más madrileños lo usen. “Para conseguir eso, para dar el salto, hay que hacer itinerarios con una cierta protección del tráfico, a fin de lograr que nuevos usuarios se animen”, explica Corral. Para ello, el Ayuntamiento invierte este año ocho millones de euros —frente a los 400.000 euros del año anterior— para construir 30 kilómetros de vías ciclistas en las calles de Santa Engracia, avenida de los Toreros, Gran Vía de Hortaleza, paseos de Moret-Pintor Rosales, Puerta de Toledo-Antonio Leyva y avenida de Oporto-Eugenia de Montijo, bulevares y prolongación de Madrid Río desde la calle de Aniceto Marinas hasta el Puente de los Franceses. Estos carriles conectarán con otros ya existentes y quitarán espacio al vehículo privado. “El modelo de las ciudades llenas de coches está agotado”, señala una portavoz municipal.

Un ciclista pasa por el nuevo carril bici de la calle Sagasta, en los bulevares. ampliar foto
Un ciclista pasa por el nuevo carril bici de la calle Sagasta, en los bulevares.

Las inauguraciones de los recorridos de bulevares, Santa Engracia y avenida de los Toreros se harán por etapas: el primer tramo en los bulevares —de la glorieta de San Bernardo a Alonso Martínez— y la primera fase de Santa Engracia —de Chamberí a José Abascal—, así como la avenida de los Toreros y el puente de Eduardo Dato abrirán en unos días, el 8 de mayo. 

El 28 de mayo abrirán nuevos tramos de carril bici en Santa Engracia, desde Alonso Martínez a la plaza de Chamberí y a la rotonda del Pintor Sorolla, y de la intersección de José Abascal a la de Ríos Rosas; también se podrá utilizar ya la infraestructura de Juan Bravo, desde Serrano a Príncipe de Vergara. Por último, el 19 de julio deben estar acabados los tramos que enlacen Ríos Rosas con la glorieta de Cuatro Caminos, así como los tramos de los bulevares desde Pintor Rosales a Princesa, de Princesa a Blasco de Garay y de ahí a la glorieta de San Bernardo. Además, ha de finalizar también el último tramo de Juan Bravo, entre Francisco Silvela y Príncipe de Vergara.

Tres carriles transversales

Cuando se completen todas las fases, el 19 de julio, habrá un carril para ciclistas que atravesará la capital desde el parque del Oeste (Marqués de Urquijo) hasta la Castellana (en la plaza de Colón) que enlazará con otro de Alonso Martínez a Cuatro Caminos a través de Santa Engracia. Además, se podrá circular separado del tráfico desde la plaza de Chamberí a la avenida de los Toreros.

El subdirector de Movilidad Sostenible destaca que varios de estos recorridos discurren por el distrito de Chamberí, donde hay muchos alumnos que acuden a sus colegios en bici tras inscribirse en el programa Stars. “Tenemos que enseñar a las nuevas generaciones que la bicicleta puede ser un elemento de cultura, una forma de moverse en su día a día”, señala Corral.

Aunque todavía no se ha inaugurado ninguno de los recorridos, el trazado de los bulevares ya ha motivado críticas. “Un punto conflictivo van a ser los giros. Los coches tendrán que cruzar el carril bici en algunos puntos y será difícil verlos”, denuncia Iván Villarrubia, del blog colectivo En bici por Madrid. “Otro problema es que la bici va en el segundo carril, con autobuses y taxis pasando por la derecha y los coches por la izquierda. No creo que quienes no usen la bici se animen a hacerlo con este diseño”, añade Villarrubia. El Ayuntamiento responde que la delimitación del carril bici en esa calle tendrá una pequeña barrera ligera de caucho, que lo separará del tráfico. Está por ver si ese modelo consigue evitar que coches y motos invadan el nuevo carril.

Asociaciones ciclistas a favor y en contra

“Los nuevos itinerarios suponen un peligro para los ciclistas”, denuncia Iván Villarubia, del blog colectivo En bici por Madrid. Critica que el trazado de los bulevares no aumenta la seguridad porque la bici va encajada entre el tráfico, mientras que en Santa Engracia los vehículos atravesarán el carril bici creando conflictos. “Lo más positivo es quitar espacio al coche, en eso hay unanimidad de los ciclistas”, dice.

En cambio Miguel Andrés, de Pedalibre —que en marzo firmó un manifiesto con 25 asociaciones apoyando los trazados— cree que “la valoración es positiva” y que los nuevos itinerarios atraerán a más gente. “Los carriles bici tienen que formar parte de las infraestructuras, sin despreciar el ciclocarril”, señala.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información