Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fotografías contra la barbarie

Una exposición donará lo recuadado en la venta a cuatro organizaciones que ayudan a víctimas de la violencia y la guerra

Baño en el Malecón, 1994. Ampliar foto
Baño en el Malecón, 1994.

Cuando Estela de Castro (Madrid, 1978) vio las imágenes del bombardeo al último hospital infantil de Siria, se paralizó. Fue uno de esos frenazos que se convierten en una idea y luego cobran vida. Con Estela frente al televisor se germinó PHES (Fotografía Española Solidaria), una exposición que se inauguró este jueves. Son 80 obras donadas por maestros de la fotografía contemporánea española, cuyos fondos recaudados serán entregados a cuatro organizaciones que trabajan para ayudar a víctimas de la violencia y la guerra.

"Pensé que lo mejor que podía hacer era utilizar la fotografía, mi mayor arma para luchar contra la barbarie, la injusticia, la violencia y la indiferencia de los que nos gobiernan", explica de Castro. El proyecto cuenta con la colaboración del Centro Universitario de Artes TAI de Madrid. La exposición tiene lugar en el centro (calle de Recoletos, 22) y estará abierta al público hasta el 27 de abril.

Alberto García Alix, Joan Fontcuberta, Chema Conesa, Ouka Leele, Juan Manuel Castro Prieto, son parte de los 84 fotógrafos que donaron una obra única para la exposición solidaria. El precio de las imágenes será más bajo de lo habitual. La mayoría se vende por menos de 1.000 euros, habiendo algunas a 300. Cada obra vendrá acompañada de un retrato tomado por de Castro para su proyecto en el que inmortalizó a los 95 fotógrafos españoles más importantes de los últimos 50 años. Hay obras de fotógrafos que no pudo retratar porque ya no están, como Ricard Terré, Agustí Centelles y Nicolás Muller.  

También estarán obras de los desaparecidos Oriol Madpons, Rafael Sanz Lobato y Fernando Gordillo, cuyas familias quisieron colaborar con el proyecto. 

De Castro se sorprendió de la buena acogida que tuvo el proyecto con los fotógrafos a los que les solicitó una donación. "Pensé que al pedirles una foto enmarcada a personas que viven en Galicia o Barcelona me iban a decir que no, pero muchos querían hacer algo por los refugiados de Siria y no sabían qué. Ha sido todo muy casero, hay obras que han viajado con algún voluntario en el AVE, pero hemos liado una buena", sostiene.  

Armas de paz

Todo lo recaudado en PHES será destinado a Sohram-Casra (Turquía), Il gattaro d'Aleppo (Siria), Jugent Retter (en el mar Mediterráneo) y Proyecto Elea (Grecia). Cada uno de los compradores de las obras recibirá una carta informativa con el total recaudado, y el parcial enviado a cada una de las entidades. 

Sohram-Casra es una ONG que trabaja hace seis años atendiendo a víctimas de guerra y tortura. El enfoque de la ONG era dar atención sicológica a las víctimas, pero actualmente atiende a casi 2.000 personas, entre ellas centenares de refugiados sirios. Ofrecen clases de turco para refugiados, clases del programa escolar para niños, atención sicológica, dan leche a 300 bebés, hacen donación de ropa, organizan picnics entre musulmanes y cristianos y encuentros culturales. Su fundador es Yavuz Binbay, de Siir, víctima de torturas desde los 12 años.

Il gattaro d'Aleppo es un santuario para gatos y perros rescatados. Lo dirige Mohammad Alaa Aljaleel, el conductor de ambulancias que cuida de los animales abandonados en la guerra en Siria. También apoya a niños huérfanos y personas discapacitadas con las donaciones que recibe: les suministra agua potable, paga las escuelas y compra vehículos para trasladar a enfermos. En noviembre, las bombas alcanzaron el santuario y murieron personas y animales. También se destruyó la casa de Alaa.

Jugent Retter es una ONG que proporciona ayuda humanitaria dando soporte en el mar Mediterráneo. Jakob Schoen, alemán de 19 años, realizó un crowdfunding para comprar un barco y poder salvar la vida de quienes intentan llegar a Europa. El barco fue construido por voluntarios. En julio de 2016 hizo su primera misión, en la que rescató a 837 personas: 447 a bordo y el resto trasladadas a otros barcos de salvamiento. A ellos se les ha sumado miles de personas rescatadas hasta la fecha. 

Proyecto Elea trabaja de forma independiente con los residentes del Campo de Refugiados Eleonas en Atenas, donde hay 2.300 personas. Además de proporcionar servicios básicos como ropa y comida, realizan entre 10 a 12 actividades diarias centradas en la educación, el deporte, la cultura, el medioambiente y el intercambio de habilidades para niños y adultos. La idea es hacer más agradable el tiempo y productivo el tiempo en el refugio.  

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información