Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellón tendrá que ir de tascas con horario inglés

El TSJCV ordena al ayuntamiento el cese de la venta y consumo de alcohol en las calles de esta zona de ocio castellonense a partir de las diez de la noche

Zona de las tascas de Castellón.
Zona de las tascas de Castellón.

“No nos queda otra que buscar nuevos hábitos para ir de tascas, con horario inglés, y eso en España va a ser complicado”. José Romero es el propietario de La Guindilla, uno de los siete bares que integran la popular zona de ocio de las tascas en Castellón. El pasado viernes él y el resto de empresarios con local en las calles Barracas e Isaac Peral, en pleno centro urbano, conocieron la sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que, dice, “nos va a obligar a reinventarnos”.

El fallo de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del tribunal valenciano, con fecha del pasado diciembre, confirma la prohibición de vender y consumir alcohol en estas dos calles a partir de las 22.00 horas, por lo que la zona de las tascas dejará de funcionar al aire libre en horario nocturno, como hasta la fecha. Los locales podrán seguir su actividad hasta la hora de cierre actual siempre que el consumo de alcohol se lleve a cabo en el interior de los establecimientos o en terrazas. Contra la sentencia cabía recurso, pero al no tramitarse en los 30 días posteriores, la sala la declaró firme el pasado febrero. No obstante, contra ella cabe interponer recurso de revisión.

El fallo desestima un recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Castellón y le obliga a acatar una sentencia dictada por el mismo tribunal valenciano que ordena “el cese de la venta y suministro de alcohol” en las calles Barracas e Isaac Peral, que vertebran esta popular zona de ocio castellonense, entre las 22.00 y las 7.00 horas. El fallo da así la razón a la asociación vecinal Castelló Sense soroll tras casi una década de litigios.

Al prohibir el consumo de alcohol en sendas calles en horario nocturno se zanja la consecuente aglomeración de gente en la vía pública y los focos de ruido, los desencadenantes de la larga reivindicación de este colectivo vecinal.

Las dificultades para conciliar el descanso de los vecinos reclamado por Castelló Sense soroll con la permanencia de las tascas y el consumo en estas calles ha generado un quebradero de cabeza al Ayuntamiento. Durante años, han sido varias, y de lo más dispares, las medidas implantadas en estas dos callejuelas para favorecer esa conciliación, acatar la legalidad y no minar los intereses de los hosteleros. Entre ellas, la instalación de toldos antirruido –que no han logrado acallar las quejas de la plataforma- o de veladores que, a modo de pseudoterrazas, permitieran a los clientes sacar recipientes de cristal a la calle sin infringir la norma.

Los empresarios de la zona están satisfechos con el respaldo que han recibido del consistorio para poder mantener su actividad. “Ha hecho mucho por nosotros, se ha roto la cara por las tascas en la parte jurídica, pero al final nos han ganado. El ayuntamiento nos ha dicho que no pueden hacer más”.

“Nos tendremos que reinventar y en lugar de abrir a las siete de la tarde abrir a las cinco y habituarnos a nuevas formas de ir de tasqueo. Concienciar al cliente y crear nuevos hábitos. Intentaremos llevarlo de la mejor manera posible”, sostiene José Romero.

En el extremo opuesto, la reacción de Castelló Sense soroll. Su presidente, Pedro Monfort, dice que el colectivo ha recibido el fallo del TSJCV “con la lógica alegría después de tantos años de pelear por el derecho de los vecinos a tener una vida tranquila y normal” y destaca que la resolución les iguala a nivel legal “con el resto de ciudadanos de Castellón, de España y de Europa”.

Ahora, dice, “queda por ver el grado de cumplimiento. El ayuntamiento ha dicho que cumplirá, pero comprendo que es difícil después de tantos años de incumplir la normal general”, ha reseñado.

Pero la pugna en los tribunales por el futuro de las tascas no acaba con el fallo del TSJCV. Monfort recuerda que queda otra causa pendiente de resolución en el Tribunal Supremo relacionada con el artículo 26 de la ordenanza municipal de convivencia ciudadana. De ser favorable al colectivo, “supondría que las tascas serían como el resto de bares de la ciudad y no podrían vender ni permitir el consumo de alcohol en las calles a ninguna hora del día, salvo en terrazas o veladores. Como el resto”.

El ayuntamiento de Castellón critica la herencia del PP en las tascas

En un comunicado escueto, el equipo de Gobierno de Castellón (PSPV-Compromís) ha criticado la “herencia” de los populares -sus predecesores en el ayuntamiento- tras la gestión realizada en la zona de ocio. “El PP no supo gestionar este tema en su momento”, ha señalado el Ejecutivo local”, al tiempo que ha defendido su “postura de diálogo con todas las partes implicadas para intentar llegar a un consenso sobre este tema”.

Sobre la sentencia del TSJCV, el ayuntamiento ha recalcado que se refiere “exclusivamente, a la venta de alcohol para su consumo en la calle, quedando excluidos los locales, terrazas y los espacios expresamente autorizados”. “Ello no significa, en ningún caso, que los locales deban cerrar a las 22.00 horas”, ha puntualizado.

Más información