Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho juzgados de siete autonomías indagan una red de sobornos a funcionarios

Los archivos revelan pagos en efectivo y en especie a empleados públicos “de diferentes rangos”

Los juzgados de al menos ocho ciudades españolas investigan ya la red de sobornos de la constructora Isolux-Corsán a funcionarios. La juez de Barcelona que inició el caso ha ordenado que se envíen a los juzgados correspondientes los indicios hallados en el servidor central de la empresa. Los archivos revelan pagos en efectivo y en especie (viajes, regalos, entradas para el fútbol) a empleados públicos “de diferentes rangos” de “organismos públicos estatales, autonómicos o municipales”.

Registro por el desvío de 82 millones de euros en las obras del AVE en Cataluña.
Registro por el desvío de 82 millones de euros en las obras del AVE en Cataluña.

Los indicios de esta red de sobornos están ya en manos de los juzgados de siete comunidades autónomas: Ourense (Galicia), Oviedo (Asturias) León, Valladolid (Castilla y León), Trujillo (Extremadura), Murcia, El Vendrell (Cataluña) y Madrid. Los cargos y funcionarios “pudieran haber estado recibiendo beneficios pecuniarios de Corsán”, que “tendría intereses económicos en los departamentos en los que aquellos prestarían sus servicios”, según el auto remitido por la juez de Barcelona y al que ha accedido EL PAÍS.

El origen de esos pagos y dádivas está en el caso Adif, que en 2014 destapó sobrecostes millonarios en un tramo de dos kilómetros de las obras del AVE en Barcelona. Funcionarios de Adif —el ente gestor de infraestructuras— certificaron trabajos que Corsán, la empresa adjudicataria, no había ejecutado o para los que había empleado materiales de peor calidad que los declarados. Los investigadores descubrieron que los funcionarios recibieron a cambio viajes de placer a pistas de esquí.

La investigación dio un salto cualitativo cuando la Guardia Civil registró la sede central de Corsán, en Madrid. El servidor informático resultó un tesoro para los investigadores. Allí han aparecido centenares de archivos y correos electrónicos entre directivos y funcionarios que han destapado una práctica generalizada: sobornar a personas en puestos clave para lograr trato de favor en los procesos de adjudicación y durante el desarrollo de los trabajos.

Los sobornos se han producido en obras del AVE en Castilla y León, País Vasco y Asturias (además de los de Cataluña, que ya se estaban investigando). No se limitan al ámbito ferroviario. En total, hay una veintena de obras bajo sospecha que incluyen carreteras, puertos y aeródromos. A petición del fiscal del caso, Emilio Sánchez Ulled, la juez ha intentado poner orden y ha enviado a los juzgados ocho casos en los que se han podido acreditar sobornos.

Ourense: Supercopa en Niza. Corsán pagó el viaje, el alojamiento y las entradas al partido de la Supercopa de Niza (agosto de 2010) a Luis M., director de obra de Adif en el tramo Ourense-Amoeiro, según la juez. La empresa halló dificultades en las obras (adjudicadas por 125 millones) y trató de conseguir un proyecto modificado, un proceso que estuvo plagado de irregularidades, dice la juez.

León: reforma de un piso. Los juzgados de León deberán investigar si Corsán benefició a hasta tres cargos de Adif relacionados con la obra de la alta velocidad entre Palencia y León. La empresa pagó las reformas en casa de la hija de Luis R., gerente de Infraestructura. También fueron beneficiados, presuntamente, Luis María P., director general de Grandes Proyectos de Alta Velocidad, y Luis Fernando F., director de la linea de Alta Velocidad Norte II. De los correos intervenidos se desprende, señala la juez, que un directivo de Corsán promovió “actuaciones y maniobras” para “influir en las decisiones” de esos cargos de Adif “a través del pago de bienes o servicios, y que podrían haber comprendido el pago de comidas, regalos e incluso la reforma de un piso”. “Nos tiene que ayudar en Palanquinos para compensar lo de Ourense”, escribe el directivo.

Madrid: abono a La Zarzuela e invitación a El Rocío. El director técnico de la Confederación Hidrográfica del Tajo (con sede en Madrid), Juan T., recibió, según la Guardia Civil, “ventajas indebidas en consideración a su calidad de funcionario”. También recibió “posibles dádivas relacionadas con expedientes concretos” que afectaban a Corsán. La juez cita el “pago del abono del Teatro de la Zarzuela” y una “invitación a la romería de El Rocío”.

Oviedo: entrada para los toros y viaje a la India. También fue invitado a El Rocío Humberto C., director técnico de otra confederación hidrográfica, la del norte (con sede en Oviedo). La empresa le pagó una comida y entradas para una corrida de toros de la feria de San Isidro, junto a su esposa. Igualmente, se benefició de un viaje a la India entre el 3 y el 12 de diciembre de 2010 junto a su mujer. Los documentos aluden “no solo a viajes de placer pagados por Corsán”, sino que recogen “referencias a determinadas obras públicas”, subraya el auto.

Trujillo: honorarios del 10%. Las obras de la autovía Coria-Moraleja, en Cáceres, se adjudicaron por 38 millones, pero presentaban un “problema geotécnico”. Corsán quería ejecutar obras complementarias e intercambió correos con Carlos Rafael C., jefe de Gabinete del Ayuntamiento de Trujillo (Cáceres). Éste pidió unos honorarios del 10% “en beneficio propio” para convencer a los políticos.

Valladolid: viaje a Japón. La Guardia Civil informó de que Corsán pagó un viaje de placer a Japón, en 2007, al vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Alfonso Centeno. Este dijo que lo pagó de su bolsillo. La investigación se centra en la instalación de parques solares y en la construcción de una pista e esquí seco.

Murcia: regalo de Navidad. El ingeniero director de la consejería de Agricultura y Agua de la región de Murcia, Ramón J., también fue receptor de regalos de Navidad por parte de Corsán.

Más información