Los carteristas abandonan el Metro y se trasladan a los centros comerciales

Bajan los robos con violencia y suben los hurtos, sobre todo en verano

Dos guardas urbanos registran a un presunto carterista en el metro de Barcelona.
Dos guardas urbanos registran a un presunto carterista en el metro de Barcelona.Albert Garcia

Los carteristas han abandonado el Metro de Barcelona y buscan ahora las víctimas en los comercios de la superficie. “La presión policial ha movido a los delincuentes del Metro a las zapaterías, tiendas de bolsos y de ropa de mujer”, ha destacado el comisario jefe de los Mossos d’Esquadra en Barcelona, Joan Carles Molinero.

Molinero ha presentado este miércoles el Balance de la Seguridad y Actividad Policial 2016 en el Ayuntamiento de Barcelona. El citado informe destaca una bajada de los delitos relacionados con el patrimonio. Los robos con violencia e intimidación se han reducido casi un 7%, disminuyendo la tendencia en el interior de domicilios, pero los hurtos suben y ocupan el 65% de las denuncias.

En 2015 se cometieron 97.908 hurtos mientras que el pasado año fueron 102.666. La mayoría, en verano. Molinero ha asegurado que la presión judicial y el hecho de que el año pasado “los jueces dictaran 132 órdenes de alejamiento de carteristas del Metro, ha provocado que se trasladen a las tiendas. Son delincuentes apátridas que les da igual delinquir en Barcelona o en otras capitales. Saben que hasta que no se demuestre su modus vivendi tienen recorrido. Seguiremos presionando tanto en el Metro como en los comercios”.

22.993 personas pasaron a disposición judicial por hurtos en 2016. Este tipo delictivo está muy relacionado con la presencia de turistas en Barcelona. “Diez millones de turistas durmieron al menos una noche en Barcelona el año pasado. A esta cifra debemos sumar el número de turistas que vienen sólo un día. De estos sólo el 0,33% han sido víctimas de un hecho delictivo”, ha explicado .

Los delitos contra las personas se han reducido un 7,92%. Aún así Molinero ha destacado que las agresiones y los abusos sexuales han aumentado un 46,19% (pasando de 236 casos en 2015 a 345 en 2016). Por lo que hace a las víctimas menores de edad, el pasado año se registraron 175 casos, 59 más que en el periodo anterior. Un incremento muy relacionado con el aumento de denuncias a raíz del caso Maristas. Las agresiones sexuales también han aumentado un 12,63% pasando de 198 a 223. Los abusos y las agresiones sexuales representan un 5,3% de los hechos que afectan a las personas y 0,32% del total de hechos delictivos.

El 42% de las agresiones sexuales tuvieron lugar dentro de vivienda y el 6,4% en el transporte público. “El 75% de los casos han sido resueltos debido a que los autores eran conocidos por la víctima y el 28% de estas detenciones se han hecho in fraganti”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los delitos relacionados con el odio y la discriminación pasan de 79 el año 2015 a 109 el pasado año. De estos los relacionados con la homofobia pasan de 21 a 30 casos y los motivados por causas xenófobas de 21 a 37.

El pasado 2011 se produjeron once homicidios en la capital catalana de los cuales, siete, fueron en el transcurso de una pelea. Dos por agresiones, uno por violencia doméstica y uno por violencia de género.

El director de Mossos d’Esquadra, Albert Batlle, ha querido resaltar que “Barcelona es una ciudad segura dentro de un país seguro”. El comisionado de seguridad, Amadeu Recasens, ha animado a la ciudadanía a tomar un papel activo para evitar ser víctimas de hurtos.

El pasado año la Guardia Urbana de Barcelona y los Mossos d’Esquadra realizaron 1.955 operaciones conjuntas y llevaron a cabo 25 grandes dispositivos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS