Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOAN B. CULLA HISTORIADOR

“Colau es quien está más cerca de ser una líder de la talla de los viejos tiempos”

El historiador disecciona en un ensayo la mutación del sistema de partidos en Cataluña tras la irrupción del soberanismo

ERC amenaza la hegemonía soberanista de CDC, siglas mutadas a PDECat tras el caso Pujol. Ciudadanos ha fagocitado al PSC y al PP y es la principal fuerza de la oposición. La CUP se ha erigido en partido clave en el proceso independentista. Unió ha saltado de la Cámara y va camino de la liquidación, mientras que Iniciativa se ha diluido en Sí Que Es Pot. El historiador Joan B. Culla (Barcelona, 1952) disecciona esos casos en El Tsunami. Com i per què el sistema de partits català ha esdevingut irreconeixible (Pòrtic).

Pregunta. ¿El caso Vidal es un síntoma de los efectos del “tsunami” que usted analiza?

El historiador ha publicado el ensayo  "Tusnami. Com i per què el sistema de partits català ha esdevingut irreconeixible"

Respuesta. Es un síntoma menor, no relevante. Santiago Vidal es alguien ajeno a la política, con lo que eso representa de desconocimiento del sistema. Los paracaidistas en política tienen ese riesgo, pero fichajes de ese tipo ha habido siempre, aunque con el proceso han aumentado.

P. Y el caso Pujol, ¿es una cuestión del anterior régimen de partidos?

R. El caso Pujol es otra cosa: la manifestación extrema de una de las tres causas que provocan el tsunami: aquello que los ingenieros llaman la fatiga de materiales, el deterioro progresivo del régimen nacido entre 1977 y 1980. Es el máximo exponente porque es un asunto de conductas poco éticas pero que no afectan a un ministro o a un consejero, sino a alguien que había sido durante 30 años el líder político, el ideólogo, el cartel electoral, quien decía qué estaba bien y mal… y los efectos son atómicos. El caso Gürtel es muy importante, pero no afecta al corazón de lo que representa y ha representado el PP en España en los últimos 40 años. Pujol era el paradigma y símbolo de una determinada forma de entender el mundo.

P. Además de esa fatiga de materiales ¿qué otros factores han acabado con el mapa político nacido con la Transición?

El cambio obedece a tres causas: el desgaste; la crisis económica y el proceso independentista"

R. La crisis económica y el proceso independentista, que por sí solo no lo puede explicar todo.

P. ¿Pero ese cambio que usted analiza es una anomalía?

R. Que un sistema político se desgaste es normal, lo excepcional es la confluencia de los tres factores que explican lo que ha sucedido ahora.

P. ¿Cómo ha sido posible que el vector nacional se haya impuesto al vector social en la dinámica política coincidiendo con la mayor crisis económica desde los años 30 del siglo pasado?

R. El sistema catalán siempre ha sido diferente, porque además del eje izquierda-derecha también existía el catalanismo-españolismo. Cuando el eje catalanismo-españolismo se ha transformado en independentismo-unionismo, la frontera se hace más profunda y ya no se puede tener un pie en cada lado. El PSC, por ejemplo, durante muchos años tuvo un pie en cada bando y esa fue una de las claves de su éxito. Hasta que el proceso no tenga un desenlace, a corto plazo la divisoria izquierda-derecha será complicada.

Ha desaperecido Unió; Convergència ha cambiado de nombre; el PSC ha sido jibarizado; e ICV se ha eclipsado y ha surgido el fenómeno de los comunes

P. ¿La salida de Mas forzada por la CUP es la gran manifestación del cambio de mapa político?

R. Sí, es una.

P. ¿Podría enumerar cinco manifestaciones más del tsunami?

R. La desaparición de Unió Democràtica; que Convergència se ha visto obligada a cambiar de nombre e intentar hacer olvidar que se llamaron Convergència y que nunca tuvieron nada que ver con Jordi Pujol; la jibarización del PSC; el eclipse definitivo, en mi opinión, de Iniciativa para subirse a la ola y no verse arrollado a costa de diluir su personalidad; y el fenómeno Comunes con toda su provisionalidad. ¿Alguien se imaginaba que Ada Colau sería alcaldesa de Barcelona hace cinco años? Y lo que sucederá, porque el paisaje todavía no se ha recolocado del todo.

P. Los partidos acumulan diez años sin grandes liderazgos. ¿Colau se puede vincular con los liderazgos clásicos del pasado?

La indefinición puede lastrar a los comunes pero la ambigüedad siempre ha sido una ventaja. El PSC  y CiU fueron maestros"

R. Los liderazgos clásicos correspondían a otra época. En estos momentos Colau es quien está más cerca de ser, en un futuro a medio plazo, una líder de la talla, de la consistencia, de la durabilidad de los líderes de los viejos tiempos. Entre otras cosas porque tiene una plataforma magnífica, que es la Alcaldía de Barcelona.

P. ¿Hay otros?

R. Es complicado. Colau emerge en un espacio nuevo en el que no ha tenido que competir con nadie. En otros espacios políticos es difícil porque el tsunami ha sido devastador no solo para las siglas y las cuotas electorales, sino para los liderazgos. Si Carles Puigdemont hubiera mostrado ambición de continuar podría serlo, pero al no presentarse genera al PDECat un problema serio, porque no hay una reserva de líderes en condiciones. Y Oriol Junqueras, que debutó en política hace relativamente poco tiempo, también puede serlo. No es una figura erosionada por el pasado.

P. ¿La indefinición de los comunes sobre el referéndum puede frustrar el liderazgo de Colau?

Culla, en un momento de la entrevista.
Culla, en un momento de la entrevista. EL PAÍS

R. La indefinición puede lastrar el proyecto de los comunes. La ambigüedad en política ha sido más una ventaja que un inconveniente. Tanto CiU como PSC han sido maestros de la ambigüedad. Pujol sería un premio Nobel de la ambigüedad si existiera el galardón. El problema es que con la eclosión del proceso el tiempo de las ambigüedades se ha acabado, de momento. Los comunes intentan cultivarla, pero es muy difícil.

P. El que no es indefinido es ERC en su intención de ser la fuerza hegemónica del soberanismo.

R. El objetivo de ERC, desde tiempos de Carod-Rovira, ha sido intentar absorber una buena base muscular de CDC. Lo intentó en 2003 y 2006 con la fórmula de llevarla a la oposición y quedarse con sus redes clientelares. Así creían que CDC duraría poco, pero resistió y en 2010 ganó. Uno de los méritos de Junqueras es entender eso y entender que la táctica buena no es enfrentarse a CDC sino abrazarle y gobernar con ella. Así es más fácil presentarse como heredero.

Es grotesco pensar que TV3, que tiene la audiencia que tiene, pueda sorber los sesos del 50% de los catalanes"

P. ¿Usted cree, como señala una encuesta de Sociedad Civil Catalana, que TV3 ha derivado hacia el independentismo?

R. Es grotesco pensar que TV3, que tiene la audiencia que tiene, pueda sorber los sesos del 50% de los catalanes. TV3 ha ido reflejando gradualmente la evolución de las franjas centrales de la sociedad catalana.

P. ¿Es posible en un mapa con siete partidos en el Parlament como el actual pueda crearse un partido catch all, como pretende el PDECat?

R. Como objetivo está muy bien, pero objetivamente es muy difícil. Para el PDECat y para ERC, que también aspira a eso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >