Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prórroga permite que Junqueras rebaje el déficit hasta el 0,9%

El Ejecutivo catalán redujo en 3.973 millones de euros el boquete en sus cuentas

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.

El aumento de los ingresos y el débil incremento de los gastos por la prórroga presupuestaria permitieron que el Gobierno de la Generalitat cerrara el año pasado con un déficit del 0,9% del Producto Interior Bruto (PIB), solo dos décimas por encima del objetivo fijado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). A la espera de que la cifra sea validada por la Intervención General del Estado, el Departamento de Economía y Hacienda estimó que en el pasado ejercicio en total se drenaron 3.973 millones de euros, de modo que Cataluña pasó de un déficit del 2,88% al 0,9%.

La consejería que dirige el vicepresidente Oriol Junqueras logró romper la barrera del 1% por primera vez gracias a un incremento de 2.156 millones en los ingresos no financieros, gracias sobre todo a los recursos del sistema de financiación y a la liquidación correspondiente a 2014. A la vez que eso sucedía, los ingresos solo aumentaron en 422 millones (un 1,8%) por la situación de prórroga presupuestaria a la que se vio abocado el Ejecutivo de Carles Puigdemont tras el portazo de la CUP a los Presupuestos.

La reducción del déficit también es fruto de las medidas de austeridad que se vienen aplicando desde 2011. Entonces, la Generalitat empezó a aplicarse para reducir un boquete que en 2010 llegó a los 9.100 millones de euros (el 4,48% del PIB) y que hoy se sitúa en 1.906 millones, lo cual supone una rebaja de más de cerca del 80%.