Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La selectividad mantiene los mismos criterios que en años anteriores

La prueba se llamará EvAU y la realizarán 33.000 alumnos de la Comunidad entre junio y septiembre

Alumnos de bachillerato durante las pruebas de acceso a la universidad.
Alumnos de bachillerato durante las pruebas de acceso a la universidad.

Alrededor de 33.000 alumnos de la Comunidad de Madrid realizarán la EvAU (evaluación de acceso a la universidad), la antigua PAU, entre las convocatorias de junio y septiembre. Este nuevo acuerdo alcanzado por la Consejería de Educación, Juventud y Deporte junto con las seis universidades públicas de la región fue presentado este viernes. El director general de Universidades, José Manuel Torralba y Julio Contreras, vicerrector de estudiantes de la UCM explicaron que el sistema de acceso a los estudios universitarios es casi idéntico a otros años y garantizaron el "distrito único" en toda la provincia. Esta iniciativa permite que los estudiantes puedan acceder a cualquiera de las facultades madrileñas en función de su nota, sin depender de criterios geográficos. La nueva prueba se amolda así a los cambios introducidos por el Real Decreto del Gobierno central en la LOMCE.

Las pruebas se realizarán el 6,7 y 8 de junio (el día 9 se reserva para incidencias) y la segunda convocatoria entre el 12 y 15 de septiembre. Cada una de las pruebas constará de un mínimo de dos y un máximo de 15 preguntas, con una duración de 90 minutos por examen.

Las pruebas están divididas en dos bloques. El denominado bloque obligatorio estará integrado por materiales troncales: Lengua Castellana y Lituratura II, Historia de España y Primera Lengua Extranjera II.

Los alumnos que hayan cursado la modalidad de Artes se examinarán de Fundamentos del Arte II. Los que hayan optado por el itinerario de Humanidades, harán la prueba de Latín II; y los que eligieran el itinerario de Ciencias Sociales, se examinarán de Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales II. Los de Ciencias, tendrán que hacer la prueba de Matemáticas II.

El segundo bloque de pruebas está destinado a aquellos alumnos que desean elevar su calificación voluntariamente. Se podrán elegir hasta cuatro materias para examinarse, hayan sido cursadas durante el ciclo de bachillerato o no. 

El 40% de la calificación total de los alumnos en la EvAU será la nota obtenida en los exámenes del bloque obligatorio. El 60% de la calificación lo completa la nota media de cada estudiante en el bachillerato. Entre ambas calificaciones se podrán obtener hasta 10 puntos.

Para llegar a 14 puntos -la puntuación máxima- se sumará a las calificación obtenida en la primera fase las dos mejores notas de los exámenes de las materias optativas. Aquellos alumnos que pertenezcan a comunidades con lengua propia (Galicia, País Vasco, Cataluña...) tendrán cinco asignaturas troncales en la fase obligatoria. 

En el caso de los alumnos repetidores, que pertenezcan al sistema LOE de este año o del curso 2015-1016, tendrán como nota de acceso a la universidad su calificación media de bachillerato. Aquellos que lo deseen puedes hacer la EvAU para el acceso a las facultades, pero la admisión queda al criterio de cada universidad.

Uno de los objetivos principales de este nuevo modelo de prueba de acceso a los estudios universitarios es que la nota de la EvAU facilite que los alumnos tengan libertad para acceder a cualquier universidad en todo el territorio nacional. Según el director general de universidades, José Manuel Torralba, entre un 25 y un 30 por ciento de los alumnos que estudian en las universidades de Madrid proceden de otras comunidades autónomas. En 2017 está previsto que alrededor de 10.000 alumnos de fuera de la Comunidad accedan a una de las seis universidades públicas madrileñas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información