Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado el presidente de la FMC por pagar trabajos inexistentes

Xavier Amor declarará junto a Manuel Bustos en una pieza del 'caso Mercurio'

Reunión de la FMC, con su presidente, Xavier Amor (d).
Reunión de la FMC, con su presidente, Xavier Amor (d).

El presidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC), Xavier Amor, deberá declarar como imputado en una de las piezas que integran el caso Mercurio, la presunta corrupción generalizada en torno al Ayuntamiento de Sabadell en la etapa del socialista Manuel Bustos como alcalde. Amor, que sustituyó a Bustos al frente de la entidad municipalista en mayo de 2013, tendrá que aclarar los pagos de la FMC a un cargo del PSC por supuestos trabajos de “asesoría externa” que, según la investigación, jamás existieron.

La juez ha citado a Amor en el marco de la pieza número 25 del caso Mercurio, que indaga diversas actividades de la Federación de Municipios de Cataluña. Una de las tres partes de esa pieza 25 tiene que ver con las facturas pagadas al exconcejal socialista de Arenys de Mar (Maresme) Santiago Fontbona. El ente pagó a Fontbona por un trabajo “injustificado e inexistente”, subraya el auto judicial al que ha accedido EL PAÍS. A Fontbona se le pagó, en realidad y según subraya la juez, para que “percibiera determinados económicos” en compensación por “la pérdida de un cargo comarcal del PSC”.

Amor era entonces miembro de la FMC, del PSC y alcalde de Pineda de Mar (Maresme). Por ese mismo hecho declararán junto a él, en marzo, el exalcalde Bustos y el exsecretario del ente municipalista, Adolfo Moreno.

Segunda imputación

Como alcalde de Pineda, Amor ya declaró (septiembre de 2014) como imputado por el presunto cobro de sobresueldos camuflados bajo la forma de dietas. Amor dijo entonces que no hubo mala intención, sino solo irregularidades administrativas. Aquel caso (en el que se vieron involucrados 44 alcaldes) acabó archivado al considerar la justicia que los fondos empleados para pagar 300.000 euros a los ediles no eran públicos.

La pieza 25 aborda otros dos presuntos hechos delictivos. Uno de ellos es la contratación con fondos públicos de una mujer por parte de la Fundación Acsar, dedicada a la inmigración. La FMC “orquestó” la contratación y la enmascaró con el pago de una subvención de 25.000 euros a la entidad.

El otro episodio tiene que ver con los gastos cargados por Bustos y su mujer, Montserrat Costa —contratada como asesora externa— a la FMC. Esos gastos, según la fiscalía, “no guardan relación” con la actividad del ente.