Un Liceo más social que nunca

El coliseo barcelonés intensifica su plan de acciones para acercar la ópera a todo el mundo

El Liceo de Barcelona durante un espectáculo.
El Liceo de Barcelona durante un espectáculo.MASSIMILIANO MINOCRI

El objetivo es claro: acercar la cultura, en especial la ópera, a todo el mundo y hacerlo a través de un proyecto sólido, coherente y solidario con los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Así lo proclamó ayer Roger Guasch, director general del Liceo, en la presentación del Proyecto Social del coliseo de La Rambla. Y lo hizo con un lema -"El Liceo o es social o no será"- que resume el compromiso de abrir de par en par las puertas del teatro a toda la ciudadanía. "Es un proyecto transversal que vincula la parte artística con la parte social para acercar la ópera y la cultura a todo el mundo", afirma Roger Guasch.

Más información
Alemany: “El Liceo debe hacer compatible la excelencia y la apertura al ciudadano”
Tirón de orejas social al Liceo

El proyecto social del Liceo -uno de los tres vectores del Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-207 junto con los de calidad artística y sostenibilidad económica- se articula en 10 áreas de actuación destinadas a "promover y ejecutar todas aquellas iniciativas que revierten en el fomento de la cultura, y más específicamente la operística". Las diferentes áreas, que responden a la misión de los estatutos de la Fundación del teatro, son: accesibilidad, territorio, difusión musical, proyecto pedagógico, inclusión social y laboral, implicación con el barrio, Apropa Cultura, nuevos públicos, política de precios sociales y compromiso medioambiental.

"En lo esencial no hay nada nuevo, porque el teatro lleva años trabajando en proyectos sociales, pero ahora todas esas acciones que antes parecían dispersas forman parte de un plan que ilusiona e involucra a todos los departamentos del teatro en su compromiso de acercar la ópera a toda la ciudadanía", comenta Guasch al presentar un proyecto que quiere romper "con la imagen estereotipada de un Liceo elitista".

La puesta de largo del programa social, reorganizado y ampliado, tuvo lugar en el Saló dels Miralls, con la asistencia de representantes de diversas asociaciones, institutos, colectivos y usuarios; la representación institucional contó con la presencia, entre otras autoridades, de José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Santi Vila, consejero de cultura; Dolors Bassa, consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias; Mercè Conesa, presidenta de la Diputación de Barcelona y Jaume Collboni, teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación: en sus intervenciones, se hizo patente el compromiso de apoyar un Liceo abierto a todo el mundo y especialmente sensible con los más desfavorecidos.

Guasch anunció la puesta en marcha de dos proyectos de los que no quiso desvelar sus contenidos; uno, en fase de estudio y con una inversión prevista de unos 75.000 euros, está destinado a divulgar la ópera en las prisiones, con acciones presenciales en los 14 centros penitenciarios de toda Cataluña; el otro, bajo el título, Foyer XXI, verá la luz a partir del próximo mes de febrero con una programación que prestará atención a la creación contemporánea.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El director general del teatro también valoró "la creación de nuevos públicos que acuden por primera vez al teatro a través de la programación de varios festivales que invitan a descubrir nuevos talentos de la música contemporánea, como el ciclo Músicas Sensibles y el Suite Festival".

La valoración del proyecto social en la temporada 2015/16 asciende a unos 1,8 millones de euros, contando con la inversión de 1,3 millones de euros en la subvención del precio de entradas para políticas sociales que han ascendido a 90.000 la temporada pasada, y la inversión de 500.000 euros en tema de accesibilidad e infraestructuras para acercar la ópera al país, cifra que prevé incrementarse un 20% esta temporada.

Un teatro inclusivo 

Los buenos resultados obtenidos en los últimos años cuentan con el aval de los usuarios, que califican el Liceo como un equipamiento mucho más social del que era hace tres años. En este sentido, destaca el reconocimiento de los usuarios de Apropa Cultura y el éxito de diversas iniciativas sociales y de inclusión para colectivos con rentas más bajas, como expresa un reciente análisis de datos sobre equipamientos donde se visualiza un incremento del 28% en la afluencia de diferentes barrios de Barcelona de renta menor al Liceo en el periodo 2014-2015.

Cada vez son más las personas con discapacidad que han visto hacerse realidad el sueño de asistir a una función de ópera en el Liceo gracias al servicio de audiodescripción (354 usuarios en la temporada 2015/16) o la instalación del bucle magnético que facilita la audición a personas con dificultades.

Entre las áreas con más crecimiento destaca el proyecto territorial, que desde 2015 potencia la asistencia de nuevos públicos mediante iniciativas en el territorio, como conferencias divulgativas en más de 30 poblaciones que han facilitado la asistencia de 1.820 personas al teatro. También se consolidan iniciativas de concienciación hacia colectivos en riesgo de exclusión social o laboral. En este sentido, el teatro dispone de un 7% del personal de acomodación destinado a personas con discapacidad intelectual, así como jornadas y funciones especiales como la Open Day para niños con Trastorno del Espectro Autista.

Frente a las iniciativas más recientes, el teatro mantiene desde hace 15 años estrechos lazos con el tejido social y cultural de su entorno, el barrio del Raval y Ciutat Vella, en colaboración con numerosas asociaciones y colectivos muy arraigados en el distrito. También crecen las acciones del área pedagógica y educativa, en permanente evolución desde 1999, que ha facilitado el acceso a los espectáculos del Petit Liceu de más de 1.227.844 espectadores con un total de 1.572 funciones.

El teatro mantiene proyectos como Ópera a Secundaria, formación para profesorado y estudiantes de grado superior, becas, visitas, colaboraciones con escuelas de diseño, visitas guiadas para los mayores y una política de descuentos en las entradas que permiten el acceso de los jóvenes a los espectáculos del teatro a precios muy económicos -hay localidades a la venta 10 euros y a 30 para todas las zonas del teatro-.

Además de las facilidades para el acceso de personas con discapacidad, el Liceo se ha convertido en referente mundial en iniciativas medioambientales y ha saboreado el éxito popular con propuestas divulgativas como el Liceo a la fresca, que el año pasado ofreció una transmisión de La bohème, de Puccini, que fue seguida en directo por más de 42.000 personas en 121 localidades de Cataluña y Menorca

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS