El Gobierno recuerda a ETA que su plan de desarme “está vigente”

El portavoz, Josu Erkoreka, sospecha que la banda busca "objetivos políticos" más allá del desarme

El portavoz, Josu Erkoreka, en el último consejo de Gobierno.
El portavoz, Josu Erkoreka, en el último consejo de Gobierno.L. RICO

El Gobierno vasco ha ofertado a ETA, de nuevo, su plan para afrontar un desarme seguro y ordenado. Tras la operación policial de Luhuso, en Francia, en la que cinco civiles fueron detenidos cuando procedían a inutilizar el 15% de las armas, el portavoz del Gobierno autonómico, Josu Erkoreka ha recordado a la banda que el plan que ofreció a finales de 2014 sigue "vigente" y evitaría que las eventuales consecuencias jurídicas recaigan en personas concretas. El Gobierno vasco está dispuesto a asumir la responsabilidad de reunir y neutralizar los arsenales.

"Las armas están donde están y, con hacer público donde están, no nos hacen falta más datos", ha señalado Erkoreka. No obstante, ha dicho que otra cosa es que la banda, "además de eso, quiera transmitir un mensaje determinado con una política comunicativa determinada y aprovechar el viaje para, a lo mejor, alcanzar una interlocución determinada", es decir, para "alcanzar unos objetivos políticos", ha dicho.

Más información
Otegi: El objetivo de España y Francia es que “ETA no se pueda desarmar”
El Gobierno vasco cree que ETA ha iniciado “un proceso de desarme unilateral”
Condenado a dos años el detenido en el aeropuerto de Madrid por ‘kale borroka’
Detenido en el aeropuerto de Madrid Garikoitz Ibarluzea, con antecendentes por ‘kale borroka’

La propuesta del Gobierno vasco se basa en cinco pasos. El primero arrancaría con una aceptación por parte de ETA de materializar el desarme ante un Comité de Desarme conformado por agentes sociales, internacionales y representantes del Ejecutivo autonómico. El siguiente paso obligaría a ETA a estructurar, "en un plazo de tiempo comunicado, el depósito de todas sus armas y explosivos y en un número de almacenamientos localizables y seguros para la población". Mientras tanto el Gobierno vasco constituiría el Comité para el Desarme, compuesto por miembros del Foro Social que se ha reunido con el Comité Internacional de Verificación, así como por agentes internacionales y representantes del Gobierno vasco. En cuarto lugar, el procedimiento marcado por el Gobierno Vasco establece que ETA entregaría la localización de sus almacenamientos de armas y explosivos a la representación de la sociedad vasca en el Comité para el Desarme. El quinto y último paso sería el de la entrega de esta información al Comité para el Desarme, que lo pondría a su vez en manos del Gobierno vasco para que este actúe como legalmente proceda. "Nosotros siempre pensamos que el abandono de la violencia por ETA era un gesto unilateral y que iba a ser unilateral hasta el final, que no iba a quedarse en el camino enrocada en cuestiones que, finalmente, iban a convertir lo que inicialmente era unilateral en bilateral", ha añadido Erkoreka este jueves en la televisión pública ETB.

Foto con Kubati

Erkoreka también se ha referido a la polémica surgida tras hacerse pública una fotografía que se realizó la pasada semana en la sede del PNV de Bilbao, en la que aparecía el exetarra José Antonio López Ruiz, Kubati', junto a los miembros de la Ejecutiva del PNV Joseba Aurrekoetxea y Koldo Mediavilla, dentro de la reunión que mantuvieron con los representantes de la dinámica 'Kalera kalera' a favor de la puesta en libertad de los presos de la banda.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Josu Erkoreka ha señalado que "ese contacto es legítimo y forma parte del quehacer ordinario y habitual" de los partidos políticos, sobre todo, teniendo en cuenta que Kubati "se encuentra en la calle en plena libertad". "Que partidos que apoyan al Gobierno vasco consideren conveniente, plausible, mantener una interlocución directa con gentes que puedan tener un papel importante en el desenlace de las cosas, en relación con el fin definitivo de ETA y el fin ordenado de ETA, no solo no me parece reprochable, sino que me parece algo necesario y obligado por parte de formaciones políticas con responsabilidad", ha aseverado.

Para Erkoreka, esto no cuestiona la política que el Ejecutivo de Urkullu desarrolla con las víctimas. "El Gobierno vasco tiene una política de relación, de protección y de respuesta a la víctimas que es conocida y que se ha traducido en gestos elocuentísimos que han sido incluso agradecido por los propios colectivos de víctimas", ha recordado.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS