_
_
_
_
_

Colau reivindica cobrar el 100% del impuesto turístico

Barcelona recibirá este año dos millones de euros extras del Impuesto de Estancias en Establecimientos Turísticos

Jaume Collboni y Ada Colau, en la presentación del acuerdo.
Jaume Collboni y Ada Colau, en la presentación del acuerdo.Albert Garcia

La ciudad de Barcelona recibirá, a cuenta, dos millones de euros extraordinarios del Impuesto de Estancias en Establecimientos Turísticos (IEET) de la Generalitat de Cataluña. La dotación ha sido acordada por el comité bilateral del fondo para el financiamiento de los gastos derivados de las actuaciones de rehabilitación y mejora de las infraestructuras y de los servicios públicos de la ciudad que han sufrido un impacto negativo del turismo.

El IEET entró en vigor en noviembre de 2012 y es un impuesto que gestiona y recauda la Generalitat de Cataluña. Desde la creación, el Ayuntamiento de Barcelona ha ingresado casi 29 millones de euros lo que supone el 33% del total recaudado por la administración autonómica. El Ayuntamiento de Ada Colau reivindica ahora recibir el 100% de la recaudación del impuesto en la ciudad y la consolidación de esta aportación extraordinaria de dos millones de euros para compensar los efectos que genera el turismo en la capital catalana.

El equipo de gobierno pretende, con la dotación extraordinaria de dos millones de euros, compensar los efectos negativos del turismo en la ciudad. Este año se ha arreglado gracias al mismo impuesto, los arcos de las diferentes calles que llegan a la plaza de la Llana, la instalación de un aparato que detecta el número de peatones en la confluencia del paseo Marítimo con la calle Andrea Doria, la gestión de un equipo de agentes cívicos, la remodelación del paso de peatones del pas Sota la Muralla y la plaza de Pau Vila y la pavimentación y reordenación de mobiliario urbano en la acera la la plaza Cataluña entre el Portal de l’Àngel y la Rambla.

Al Ayuntamiento pretende destinar el financiamiento a proyectos que permitan descentralizar el turismo de la ciudad y aumentar la oferta cultural. Por lo que con el IEET se han pagado proyectos destinados a acercar turistas a barrios otros barrios. Así parte del dinero se destinó al Turó de la Rovira (Horta-Guinardó), el proyecto de la Casa del Agua en Trinitat Nova o diferentes visitas guiadas en barrios como Sants, Hostafrancs y la Bordeta. Gracias a la tasa, el Teatre Grec ampliará su oferta al mes de agosto, se acabarán los trabajos de restauración de los murales de la capilla de Sant Mique del Real Monasterio de Santa Maria de Pedralbes o, entre otros, se llevará a cabo el Sónar Kids en Nou Barris.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_