La Generalitat expresa su “solidaridad” con Joan Coma

La portavoz del Gobierno defiende la libertad de expresión del edil y de todos los cargos investigados

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la portavoz Neus Munté.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la portavoz Neus Munté.Quique García (EFE)

El Gobierno de la Generalitat ha expresado este martes su "todo su apoyo y solidaridad" con el concejal de la CUP Joan Coma, detenido esta mañana por los Mossos d'Esquadra por negarse a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional. La vicepresidenta y portavoz, Neus Munté, ha arremetido contra el Gobierno español por la "constante judicialización de la vida política catalana" y ha asegurado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy inicia finaliza 2016 como lo empezó, "empleando la vía de los tribunales y preparando un calendario judicial para el próximo año"

"Todo el mundo debería expresarse con la máxima libertad", ha dicho Munté en defensa del concejal de Vic, y ha añadido: "compartimos con Coma y con el resto de cargos electos perseguidos el gran derecho a la libertad de expresión". En otro momento, la portavoz ha rechazado emplear el término desobediencia a las decisiones judiciales. "A nosotros nos gusta hablar de obediencia a las leyes y al mandato legítimo y democrático del Parlament", ha dicho.

Más información
Detenido el concejal de la CUP en Vic Joan Coma por no declarar ante el juez
El independentismo se moviliza para arropar a Forcadell ante el juez

Con todo, Munté ha considerado "una decisión muy personal" el hecho de declarar o no ante un juez. "Respetamos la postura de cada uno de hacerlo o no, están en su derecho", ha añadido Munté.

La vicepresidenta ha rechazado las críticas a los Mossos d'Esquadra por haber realizado la detención y ha insistido en que no se trata de un caso distinto a otros anteriores. "Los Mossos no tienen margen de maniobra porque actúan como policía judicial, hay que situare las cosas en sus justos términos", ha declarado Munté al término de la reunión semanal del Gobierno catalán.

En otro momento, la vicepresidenta ha criticado la coincidencia de decisiones judiciales del pasado viernes, en que se supo que Artur Mas sería juzgado en febrero por la consulta del 9-N y, al mismo tiempo, el Tribunal Constitucional dictó dos sentencias que anularon la ley catalana de acción exterior, que regula la diplomacia de la Generalitat, así como el acuerdo del Parlament que creó las tres ponencias que elaboraron las leyes de ruptura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Munté considera que esas resoluciones judiciales tenían la "voluntad de tapar la cumbre" sobre el referéndum que se celebró ese mismo día y que la vicepresidenta ha calificado de "éxito". En su opinión, el Gobierno catalán no se aparta un ápice de su proyecto político al intentar buscar un acuerdo con el Gobierno, que permita la consulta legal y acordada y, si no es posible, celebrar el referéndum unilateral. "Referéndum o referéndum y democracia o democracia", ha zanjado Munté.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, también ha mostrado su apoyo a Joan Coma. A través de su cuenta de Twitter, el presidente ha afirmado: "Una vez más, el Estado demuestra qué noción tiene de la libertad de expresión. La operación diálogo: de Navidad a Sant Esteve". El vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, ha querido "reiterar" su apoyo a la "libertad de expresión" de "cargos electos y ciudadanos", informa Alfonso L. Congostrina.

"El mejor de los caminos es convocar y ganar un referéndum que nos libere de la judicialización de la política". La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha lamentado la detención, que ha calificado de "una nueva operación injustificada de la Audiencia Nacional". "Denunciamos la judicialización de la política, algo que no es propio de una democracia del siglo XXI", ha lamentado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS