Carmena quiere tener listo un plan Chamartín consensuado en seis meses

Fomento y Distrito Castellana Norte están más cerca de firmar la prorroga sobre la cesión de los terrenos

Reunión entre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna derecha) y la alcaldesa, Manuela Carmena, a finales de noviembre.
Reunión entre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna derecha) y la alcaldesa, Manuela Carmena, a finales de noviembre.ÁLVARO GARCÍA

El Ayuntamiento ve posible alcanzar un acuerdo para sacar adelante un nuevo plan consensuado para el desarrollo urbanístico de la zona norte de Madrid en un plazo máximo de seis meses. El Consistorio se muestra "optimista" ante la primera mesa técnica para desatascar la Operación Chamartín, que tendrá lugar este lunes, con el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN). Ministerio y promotora están cerrando los trámites para la prórroga de la cesión de los terrenos donde están previstas las obras, que caduca el 31 de diciembre. En juego está recuperar una inversión de 6.000 millones de euros después de que en mayo pasado el equipo de Carmena tumbara el proyecto elaborado por DCN.

La prolongación de la Castellana es una de las operaciones urbanísticas más importantes de la capital, tal y como reconoció la misma alcaldesa, Manuela Carmena, en una carta enviada al ministro de Fomento, Íñigo De la Serna. Tras la reunión entre ambos dirigentes, la alcaldesa se comprometió a pilotar una serie de reuniones para desbloquear la llamada operación Chamartín, después de que en mayo el mismo gobierno municipal de Ahora Madrid tumbara el proyecto de la promotora DCN (formada por BBVA y la constructora San José).

Aquel diseño planteaba extender 3,7 kilómetros el paseo de la Castellana (hasta la autovía M-40) y rediseñar un área de 311 hectáreas. Quería construir 17.699 viviendas, zonas verdes con una superficie equivalente a la mitad del parque de El Retiro y rascacielos. Según los cálculos de la promotora, de la operación el Ayuntamiento habría recibido 700 millones en ingresos fiscales, que habría podido destinar a la construcción de infraestructuras municipales, como escuelas o centros de salud.

Más información
El cierre de los presupuestos evidencia la descoordinación de Ahora Madrid
Carmena suspende su viaje a México para reunirse con Fomento

El concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, anunció después de la Junta de Gobierno del pasado jueves que el Ayuntamiento espera alcanzar un acuerdo sobre un plan alternativo y consensuado con todos los operadores en un plazo máximo de seis meses. El edil se mostró "optimista", pese a que en los últimos meses no fueron pocos los desencuentros con algunos de los actores involucrados en la operación.

En mayo, Ahora Madrid, la confluencia de fuerza que orbita alrededor de Podemos y que gobierna la capital desde 2005, consideró que el proyecto de DCN estaba vinculado a un modelo especulativo, que rechazó. Tumbó en el Pleno municipal ese plan y presentó una propuesta alternativa, Madrid Puerta Norte, que no obtuvo el apoyo de ninguna de las otras partes interesadas en el desarrollo.

La promotora DCN criticó la decisión del Consistorio, que calificó de "unilateral", e interpuso un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia. También Fomento, dueño del 70% de los terrenos donde se deberían ejecutar las obras, puede reclamar los 700 millones invertidos hasta ahora en proyectos relacionados con la mejora de la zona, asegura el ministerio. El planteamiento bloqueado por el Consistorio implicaba, además, una plusvalía para Fomento de 1.200 millones, que el ministerio espera poder cobrar para reinvertirlos en otras obras en España. La Comunidad de Madrid y el departamento de Íñigo de la Serna anunciaron hace una semana que mantienen su recurso contra el proyecto de Carmena.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un año de incertidumbre

Mayo. El gobierno municipal de Ahora Madrid tumba, con el apoyo del PSOE, el proyecto de desarrollo de la Castellana.

Octubre. La investidura de Rajoy pone fin a 300 días de Ejecutivo en funciones. Íñigo De la Serna es el nuevo ministro de Fomento.

Noviembre. Carmena y De la Serna acuerdan reunirse con varios operadores para desatascar la operación Chamartín. El Ayuntamiento acepta pilotar las negociaciones para la definición de un plan que obtenga del consenso de los actores involucrados: Fomento, Comunidad de Madrid y la sociedad Distrito Castellana Norte.

Con el tiempo en contra

El tiempo puede jugar en contra del Consistorio. El 31 de diciembre caduca oficialmente el plazo de cesión de los terrenos a DCN por parte de Fomento. De la Serna manifestó su disponibilidad a prorrogar dicha concesión y la promotora confía en que se llegue pronto a un acuerdo. "Estamos trabajando todo lo necesario con el ministerio para definir los detalles de la prórroga. Estamos ilusionados y dispuestos a hacer todo lo necesario para poder dar solución a los problemas de los vecinos del norte", señalan desde DCN.

La promotora pone sobre la mesa 6.000 millones para la prolongación de la Castellana, pero ese dinero no puede quedarse parado para siempre. Mucho dependerá de la credibilidad del Ayuntamiento en su voluntad de buscar consenso. No obstante, avanzar hacia un plan que comience desde cero es una opción considerada inviable por los operadores, que ya han gastado dinero y energías para elaborar un plan que obtuvo 48 informes favorables de todas las administraciones y organismos implicados. El peligro para la ciudad es que, de no progresar las negociaciones, los promotores reinviertan esos fondos en proyectos en otras ciudades o países.

La alcaldesa decidió involucrarse personalmente en los principales asuntos de la ciudad. Entre ellos, está la Operación Chamartín, que Carmena quiere desbloquear buscando el diálogo entre las partes. En la reunión de hoy participará el presidente de Adif, Juan Bravo, y el edil Calvo, en representación del Ayuntamiento. También estarán miembros de DCN y de la Asociación Fuencarral Malmea. La reunión se contempla como "una primera toma de contacto", donde se fijarán prioridades y líneas rojas, explicó Calvo. "Todas las partes tenemos que ceder. Tenemos que ir con los menores apriorismos posibles", declaró el delegado, que recuerda que el proyecto Madrid Puerta Norte está abierto a la mejora.

Pocas oficinas de calidad para atraer empresas

La capital padece graves problemas en cuanto a oferta de oficinas de calidad. Según revelan varios informes de consultora inmobiliarias, el precio al metro cuadrado de las oficinas madrileñas es barato, pero falta calidad para atraer a firmas multinacionales, si se comparan los datos de Madrid con ciudades como París o Frankfort.

En particular, la consultora JLL calcula que los edificios diseñados para satisfacer las necesidades de grandes empresas financieras solo representan el 10,5% de los inmuebles en la zona central de la ciudad. Londres tiene una proporción de entre el 15% y el 20%; París, del 16%.

Esta realidad merma el atractivo de Madrid ante los inversores internacionales, en un momento en el que solo desde Londres se calcula que puedan desplazarse decenas de grandes firmas (y miles de trabajadores) por la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La construcción de un barrio residencial y de servicios en la zona norte de Madrid es vital para atraer a estos tipos de actividades. Además, en el plan de rehabilitación de dicha zona estaba la reforma de la estación de Chamartín, que sigue siendo una obra fundamental para agilizar las conexiones hacia el norte de la península.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS