Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña vincula la buena nota de Madrid en PISA a que su inmigración habla castellano

La consejera de Enseñanza también relaciona los mejores resultados de la capital con que allí hay más escuelas privadas que en Cataluña

Informe PISA
La consejera Meritxell Ruiz.

Sin autocrítica y sacando pecho. Así se mostró ayer la consejera de Enseñanza de la Generalitat, Meritxell Ruiz, un día después de la publicación de informe PISA, que presentó una radiografía del sistema educativo. Aunque los resultados de Cataluña superan la media española, europea y de la OCDE, sigue por detrás de Madrid, Navarra y Castilla y León. Ruiz salió al paso de las comparaciones y vinculó la brecha con la capital a que en Madrid, los inmigrantes hablan castellano y hay más escuelas privadas, dando por hecho que, en PISA, la educación de pago es mejor que la pública.

“La composición social de Madrid no tiene nada que ver con la de Cataluña. El capital cultural y familiar no lo tienen otras comunidades autónomas. El porcentaje de escuelas privadas en Madrid es más elevado que en otras comunidades y sí, es cierto que Madrid tiene inmigración, pero un alto porcentaje es de países de Sudamérica, por lo tanto misma lengua y misma cultura”, justificó ayer Ruiz en RAC1.

Ruiz rescató así los controvertidos argumentos que hizo su antecesora, Irene Rigau, para disculpar la posición de Cataluña con respecto a otras comunidades en el informe PISA 2012. Hace tres años, en la presentación del anterior estudio, donde Cataluña pinchó en el área científica y en matemáticas, Rigau dijo que “lo primero que tiene impacto en los resultados es el tipo de alumnado”, aludiendo al alto número de estudiantes no nativos, la cantidad de repetidores y la baja proporción de escuelas de barrios acomodados que participaron en la prueba. En ese momento, Rigau también atribuyó los buenos resultados de Castilla y León a que es una región con poca inmigración y una población “clásica y homogénea”. Y sobre Madrid, también en la parte de arriba y con un alto índice de inmigración en el PISA 2012, la consejera repitió lo mismo que Ruiz: “Son inmigrantes sudamericanos, así que la lengua es común”.

Sobre el informe de 2015, Ruiz abundó ayer que en Cataluña hay “más de 117 nacionalidades y 200 lenguas” en la escuela. “En Cataluña nos ha llegado en muy pocos años mucha gente de fuera, de nacionalidades muy diversas, con lenguas que no tienen nada que ver con el catalán y el castellano. Y se incorporan a un sistema educativo con unos valores y cultura diferentes”, apuntó. Y añadió: “Lo que hemos visto es que hemos hecho bien la integración de esta diversidad en nuestro sistema educativo, viendo los resultados”.

Inmigración y centros privados

Cataluña tenía en el curso 2014-2015, el que evaluó PISA, unos 4.632 centros educativos, según datos del Ministerio de Educación. De ellos, el 70% son escuelas públicas.

Madrid contaba en ese curso con 3.336 centros, la mitad son de titularidad privada.

Cataluña tenía, en el curso 2014-2015, 173.615 alumnos extranjeros, especialmente del continente africano (38,7%) y de Asia.

Madrid, con 131.413 alumnos extranjeros, tiene más estudiantes que Cataluña procedentes de América del Sur. La capital tiene 38.742 alumnos de América Latina, casi el 30% del total. Cataluña tiene 32.996.

Con todo, si bien las cifras avalan que en Madrid hay más centros privados —suponen el 50% del total, mientras que en Cataluña la privada representa un 30%—, y que los alumnos inmigrantes en la capital son predominantemente castellanoparlantes —en Cataluña, el grueso de alumnos extranjeros es de África—, las palabras de Ruiz soliviantaron a los sindicatos, que ven en sus palabras “ideología política”. “Es verdad que el tema de la lengua afecta pero no se puede tolerar que digan esto y luego cierren aulas de acogida para niños inmigrantes con distinta lengua. Y es una aberración argumentar que hay más escuelas privadas porque es dar por hecho que en éstas la educación es mejor, y eso es falso”, dijo Manel Pulido, de CC OO. "Esto denota su ideología. Ellos apuestan por la privatización de servicios públicos, por la concertada, porque creen que la privada puede ser mejor", critica Ramón Font, del sindicato USTEC.

Ruiz puntualizó ayer, sin embargo, que con esto no quiere decir que “la inmigración significa malos resultados”, puesto que “no tiene nada a ver”. “No estamos en el top 3 de las comunidades autónomas, pero lo importante es ver desde donde partíamos, y hemos crecido mucho”, alabó.

Más información