Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juzgado de Huesca activa la sentencia por los bienes de Sijena

Se pide permiso para ejecutar la entrega de los 44 objetos de Aragón conservados en Lleida

Piezas de Sijena en el Museo de Lleida: La silla de Doña Blanca (que no se reclama) y tres cajas sepulcrales de prioras del monasterio, que si se piden.
Piezas de Sijena en el Museo de Lleida: La silla de Doña Blanca (que no se reclama) y tres cajas sepulcrales de prioras del monasterio, que si se piden.

La justicia sigue su curso. El 26 de julio ya se entregó una parte de los 97 objetos del monasterio oscense de Sijena que reclama Aragón y que se conservan en museos catalanes. Era de prever que la jueza que lleva el caso pidiera la devolución completa de los objetos y, por lo tanto, mandara a la fuerza pública por las 44 piezas que aloja el Museu de Lleida. Así ha sido: en una diligencia dada a conocer este martes el juzgado ha activado el caso tras pedirle la secretaria judicial a la juez permiso para acabar de ejecutar la sentencia completamente. “Le ha pedido poder entrar en el museo; un trámite que se ha de cumplir, porque las piezas están en un lugar cerrado; la secretaria pide autorización, como es su deber”, explica Jorge Español, abogado del ayuntamiento de Sijena.

No lo ve así la Generalitat que, tras tener constancia de la nueva actuación judicial, emitió un comunicado en el que desmiente “de forma rotunda que el juzgado haya dictado hoy, o en los últimos días, ningún auto ni resolución para activar o iniciar los trámites de una supuesta confiscación de los bienes de Sijena que hay al Museo de Lleida”. El gobierno catalán también destacó que en ningún caso “se ha pedido el uso de la fuerza pública”.

Según Español, “en la Generalitat andan un poco perdidos y han manipulado la noticia, ya que en un par de días la juez contestará y dará permiso para actuar. Ellos dicen que todavía no ha pasado nada, pero en unos días sí que pasará”, prosigue Español que confía en que las 44 piezas, entre ellas varias tumbas de madera policromada del siglo XIV, viajen pronto desde Lleida. “Es una sentencia provisional, pero se ha de ejecutar igual”, remacha el abogado que asegura que la juez determinará que la secretaria judicial actúe en compañía de las fuerzas del orden público. "Porque el museo es un lugar cerrado y se puede encontrar con la puerta cerrada, porque si estuvieran en la calle podría ir y cogerlas", explica Español.

La diligencia también se refiere a otras dos piezas, dos fragmentos textiles, que tenían que haberse devuelto en julio por estar incluidos en el lote de piezas del MNAC, pero que no se pudieron entregar porque se desconoce el lugar donde se encuentran, tal y como han manifestado durante el juicio y con posterioridad los responsables del MNAC, entre ellos su director Pepe Serra. En este caso se pide que "se informe en el plazo de cinco días si con las manifestaciones del citado director dan por cumplimentado el trámite dispuesto en el artículo 701.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal".

La activación del caso de los bienes coincide en el tiempo con el fin del plazo que dio la juez del otro pleito que enfrenta a Aragón y Cataluña por patrimonio. En este caso por las pinturas murales de la sala capitular del mismo monasterio de Sijena. La juez del juzgado número 2 de Huesca que emitió una sentencia que pide que las pinturas (quemadas y destruidas en 1936 en un incendio que quemó el monasterio durante dos días) vuelvan a Huesca dio 20 días al MNAC para que informará cómo iba a hacer el traslado y qué medios iba a emplear en la operación. A última hora de este martes trascendió que el MNAC ha pedido, "hace unos días" una prórroga de diez días para cumplir con la orden de explicar cómo se realizaría la operación. La petición se hizo tras "saber que el juzgado había concedido una prórroga a Aragón", explican fuentes cercanas al museo catalán.