El PSOE pide más vivienda protegida y pisos destinados a alquiler social

La construcción de más pisos sociales es una “línea roja” para el apoyo socialista a los presupuestos de Ahora Madrid

Viviendas sociales en Vallecas.
Viviendas sociales en Vallecas.Santi Burgos

El PSOE presentará en el pleno del Ayuntamiento de hoy un plan ambicioso sobre vivienda pública que pretende ampliar el parque de pisos protegidos con la ampliación del suelo destinado a este fin y la construcción de nuevas viviendas. Los socialistas quieren incrementar el números de pisos para alquiler social y crear un fondo social que ayude a los deudores hipotecarios. El partido considera estas medidas como una línea roja para apoyar los presupuestos de Ahora Madrid.

Los socialistas propondrán en el pleno municipal una batería de medidas que pretenden modificar el paradigma de la vivienda social en la capital. Las propuestas tienen un hilo conductor: aumentar el parque disponible de viviendas sociales de la ciudad, promoviendo el alquiler de pisos protegidos y dejando atrás un modelo fundamentado en la compra. Esta es la directriz de una política con la que el PSOE piensa facilitar en el menor tiempo posible un hogar protegido a las familias en lista de espera de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS).

El plan, al que ha tenido acceso EL PAÍS, tiene la ambición de armonizar la oferta de vivienda pública de Madrid a la de otras capitales europeas, como Viena, Berlín y París. Uno de los puntos centrales de esta propuesta concierne al traspaso de la titularidad fiduciaria del suelo municipal de uso residencial a la EMVS, convirtiendo los suelos sobrantes del patrimonio municipal destinados a equipamientos —y que no se van a desarrollar como tales— a “suelos para la promoción de vivienda de protección pública en alquiler”.

Más información
Los ‘fondos buitre’ siguen comprando vivienda protegida en Madrid
El Supremo avala gran parte del plan urbanístico de Madrid

Según la propuesta socialista, esto significaría que a partir de ese momento, la prioridad del Consistorio pasaría a ser construir nuevas viviendas, sacando también al mercado algunos de los pisos vacíos y elaborando con las entidades bancarias acuerdos para el uso de los fondos sociales. En concreto, sostienen los socialistas, se trata de aumentar el parque inmobiliario mediante la recalificación del suelo municipal destinado a uso residencial, que se convertiría en suelo de dominio público.

La ampliación del número de pisos municipales constituye una línea roja del PSOE para apoyar los presupuestos de Ahora Madrid. “Hemos sido muy pacientes”, explica la concejala socialista Mercedes González, promotora de la iniciativa, quien también critica la falta de políticas municipales sobre la vivienda. “Llevamos 18 meses de gobierno de Ahora Madrid y el ejecutivo no ha puesto ni un ladrillo”, de los 4.000 nuevos pisos que está previsto se construyan de aquí a 2019.

Y agrega González: “El Ayuntamiento de Madrid es el único que no está sacando viviendas de los fondos sociales con las entidades bancarias que a nosotros nos parece fundamental”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Si se aprueba la propuesta, el incremento del parque de viviendas públicas se realizará también a través de la elaboración de un nuevo reglamento de la EMVS, para adecuar la oferta a la “dinámica de cambio en la composición de los hogares”. El objetivo es establecer cupos para la asignación de los pisos protegidos por tramos de renta, moldeados sobre las diferentes realidades sociales: jóvenes; mayores; personas en situación de vulnerabilidad por violencia de género; emergencias residenciales.

Deudores hipotecarios

Otra iniciativa atañe a la creación de un fondo para reforzar la protección de deudores hipotecarios. “Un sistema excesivamente enfocado en vender pisos protegidos, más que en alquilarlos, es responsable de la escasez de viviendas disponibles”, sostienen los socialistas. De ahí, el aumento del endeudamiento de las familias: “La compra de una vivienda, ante la escasez del mercado de alquiler y la práctica inexistencia de un parque público de vivienda social en alquiler, ha conllevado para la mayoría de los ciudadanos una decisión inversora a la que deben dedicar la mayor parte de las rentas obtenidas a lo largo de su vida, lo que ha supuesto el sobreendeudamiento de las familias”, reza el texto de la propuesta que se llevará al pleno.

Según los datos del PSOE, elaborados con las estadísticas de la agencia europea Eurostat, el diferencial de oferta de pisos protegidos en alquiler entre España y la media europea es abrumador. En España, los pisos destinados a alquileres sociales suponen, de media, tres viviendas disponibles por cada 1.000 habitantes; mientras que en los países de la UE, la relación se sitúa en un piso por 39,3 ciudadanos. Esta realidad representa “uno de los hechos diferenciales más graves en términos de cohesión social de nuestro país con respecto a la UE”, advierten los socialistas

Una necesidad vital para los jóvenes

La falta de viviendas protegidas en alquiler, sumada a las políticas del Partido Popular, hizo que, en opinión del PSOE, cuando en 2008 estalló la burbuja inmobiliaria se multiplicara el número de familias sobrendeudadas y de jóvenes que no podían acceder a viviendas protegidas. En este último caso, el efecto demográfico fue “desastroso”, porque retrasó la edad media de emancipación y redujo el número de nacimientos.

Las políticas de acceso a la vivienda se han reducido durante décadas a “intentar hacernos a todos propietarios”, recuerda la proposición del PSOE. Incluso a familias que no tenían capacidad económica-financiera para serlo. “Las políticas de incentivación para la compra de vivienda actuaron como un bombero pirómano en medio de la burbuja inmobiliaria”, señalan.

Tras la crisis, la vivienda ha empezado a convertirse en factor de exclusión y segregación social. De aquí la propuesta del PSOE de conseguir que la vivienda “deje de ser una mercancía y se convierta en un derecho social”.

Los 26 años de gobierno del PP en Madrid han dejado un “panorama desolador con un modelo de ciudad caducado”, sostiene el PSOE. La formación también critica la falta de concreción del gobierno de Ahora Madrid. La proposición de los socialistas se enmarca dentro de las enmiendas que el grupo presentará para modificar los presupuestos de 2017.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS