Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural culpa a las administraciones de la tragedia de Reus

La empresa afirma que no se ha desarrollado el reglamento de la ley contra la pobreza energética

Sede de Gas Natural en Barcelona

La dirección de Gas Natural Fenosa criticó ayer con dureza a la Generalitat de Cataluña y al Ayuntamiento de Reus y los responsabilizó del corte de luz que desembocó en el fallecimiento de una mujer de 81 años en esa población. Rafael Villaseca, consejero delegado de la compañía energética, aseguró que la inexistencia de un reglamento que desarrolle detenidamente la ley catalana contra la pobreza energética impidió que se evitara la tragedia.

“La ley no está en condiciones de ser aplicada sin el reglamento”, reprochó Villaseca. Esa normativa incluye el principio de precaución: antes de hacer un corte la suministradora debe verificar con los servicios sociales que no se trate de una familia pobre. Gas Natural insiste en que nunca se le comunicó que la anciana fallecida se encontraba en esta situación y desde el Consistorio defienden que la empresa nunca le preguntó.

“Sorprende que en los dos meses que ha durado el corte nadie haya advertido la situación ni la haya comunicado a los servicios sociales o a la empresa”, criticó el directivo. Gas Natural dice que a 9.000 clientes en Cataluña no se les ha cortado el servicio por motivos sociales y los entes locales o porque la Generalitat se ha hecho cargo de los recibos. Más de un centenar de casos en Reus, donde no se harán más cortes de momento.

Unesa rechazó el protocolo

“Es urgente que las Administraciones se coordinen clarificando responsabilidades”, pidió Villaseca. En noviembre de 2015 la Generalitat publicó un protocolo para desarrollar la ley, pero la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), a la que pertenece Gas Natural, lo llevó ante los tribunales por considerar que va más allá de la norma.

El protocolo, dirigido a empresas y Ayuntamientos, fue elaborado por la Agencia de Consumo y establece que la suministradora debe anunciar al cliente con impagos sobre sus derechos respecto a la ley catalana en dos cartas. Si no hay respuesta, debe dirigirse al Consistorio para determinar si se trata de un cliente vulnerable antes de cortar. Unesa presentó un recurso contencioso en octubre pasado y, de momento, el juez ha descartado suspenderlo cautelarmente. Gas Natural pide un reglamento con rango de ley.

La polémica suscitada por este caso ha entrado abiertamente en el área política. Ayer mismo, Unidos Podemos pidió la comparecencia en el Congreso de los Diputados del presidente no ejecutivo de Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé.