_
_
_
_

Detenidos dos Pink Panthers que robaron en joyerías de Barcelona

Están acusados del robo de joyas en una feria en Vicenza (Italia) valoradas en 1,2 millones de euros

Uno de los detenidos tras el atraco a una joyería en Barcelona en agosto de 2016.
Uno de los detenidos tras el atraco a una joyería en Barcelona en agosto de 2016.MASSIMILIANO MINOCRI

Dos personas detenidas en Italia por su relación con el robo en una feria de joyería han sido identificadas por los Mossos d'Esquadra como presuntos miembros de la banda de los Pink Panthers, a quien se achaca la comisión de cuatro robos en joyerías barcelonesas entre 2014 y 2015.

La policía catalana ha informado hoy de que esas dos personas, un hombre y una mujer de 37 años y de nacionalidad serbia, se encuentran en la actualidad en prisión preventiva en Italia, después de que fueran detenidas por el robo de joyas en una feria del sector celebrada en la ciudad italiana de Vicenza valoradas en 1,2 millones de euros.

Los Mossos los han relacionado con cuatro robos cometidos en Barcelona después de que la policía italiana reconociera en los móviles de los detenidos fotografías en las que aparecían etiquetas con el logotipo de una reconocida firma catalana de joyería con diversos números de serie que se correspondían con algunas de las joyas robadas en la capital catalana.

La policía de la Generalitat les achaca la comisión de cuatro robos, el primero de ellos el 15 de septiembre de 2014, cuando se apoderaron de un collar y un anillo valorados en 34.600 euros de una joyería después de que un hombre forzara una de las vitrinas aprovechando que había muchos clientes en el establecimiento.

El segundo robo tuvo lugar el día 26 de octubre de 2015, cuando tres personas entraron en una joyería y, mientras una de ellas, una mujer, distraía a los empleados, las otras dos -hombres- forzaban una vitrina y se llevaban joyas por valor de 237.500 euros. El 27 de noviembre de 2015 cometieron los otros dos robos con los que se les vincula siguiendo el mismo método, y se apoderaron de joyas valoradas en 4.394 euros y en 272.079 euros, respectivamente.

Habitualmente, la banda seguía el mismo procedimiento para llevar a cabo sus robos: una mujer con muy buena presencia distraía a los empleados de las joyerías mientras los otros miembros de la red, también impecablemente vestidos, forzaban vitrinas y armarios y se llevaban joyas y relojes de gama alta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_