Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC ratifica el ‘no’ a la investidura de Rajoy por unanimidad

El partido aprueba por 241 votos a favor y una sola abstención el rechazo al líder del PP

Miquel Iceta llega a la sede socialista de Barcelona

El consejo nacional del PSC, máximo órgano entre congresos, ha aprobado este martes con 241 votos a favor y una abstención que los siete diputados de este partido en el Congreso voten no a la investidura de Mariano Rajoy en segunda votación. Los socialistas catalanes confirman así y de manera definitiva lo que habían venido anunciando desde hace semanas: que romperían la disciplina de voto y no secundarían al PSOE si finalmente se decantaba por la abstención, como ocurrió en el comité federal del pasado domingo por 139 votos a 96. La única abstención registrada en el consejo nacional del PSC la protagonizó Eduardo Valencia, representante de Agora Socialista.

La decisión del PSC sobre la investidura se ha adoptado en dos fases y con un apoyo sin fisuras. Primero en la ejecutiva del PSC, que debatió y aprobó una resolución, y después en el consejo nacional, que la ratificó a pies juntillas.

El documento aprobado reitera los argumentos esgrimidos por Miquel Iceta, primer secretario del PSC, en las últimas semanas y en el comité federal del PSOE. El partido rechaza facilitar la investidura de Rajoy "porque no comparte sus políticas económicas y sociales" y porque se le considera un líder político "falto de la voluntad y la capacidad suficientes para combatir la corrupción".

Los socialistas catalanes entienden también que el actual presidente en funciones es "en gran medida responsable de la falta de diálogo entre los gobiernos de Cataluña y España que ha llevado a un callejón sin salida", y que ello comporta "un riesgo de un desastroso conflicto institucional a muy corto plazo".

La gestora considera la decisión una "ruptura unilateral"

La comisión gestora del PSOE ha emitido esta noche un comunicado en el que califica la decisión adoptada por el consejo nacional del PSC como "una ruptura unilateral en la leal y exitosa unidad de acción" entre ambos partidos desde 1978.

El máximo órgano de dirección del socialismo español "lamenta profundamente la decisión" y considera que va contra el mandato y la resolución que adoptó el domingo el comité federal. La gestora recuerda que el PSC no tiene grupo parlamentario propio y que, por tanto, sus diputados, "deben obedecer el mandato del comité federal" y votar negativo en la primera votación y abstenerse en la segunda.

El órgano que preside Javier Fernández considera que "no existe justificación alguna para contravenir" ese acuerdo y pide a los diputados del PSC que "respeten la decisión del comité federal" porque, "en la cultura del PSOE las decisiones de los órganos del partido han sido defendidas en todo momento por el conjunto de la organización, sean cuales hayan sido".

Finalmente, la Comisión Gestora pide a los diputados catalanes que voten conforme a lo acordado de manera democrática y mayoritaria en el último Comité Federal".

La resolución reclama expresamente a los siete diputados del PSC que forman parte del grupo parlamentario socialista en el Congreso que voten negativamente en la investidura en primera y segunda votación y se argumenta que la Constitución no establece un mandato imperativo a los diputados.

El distanciamiento entre el PSC con su partido hermano ha llevado a algunos dirigentes del PSOE a reclamar una reconsideración del protocolo de relaciones firmado en 1978 con el PSC y que establece que los socialistas catalanes son un partido soberano, pero están representados en los órganos federales del socialismo español, cosa que no ocurre en sentido contrario.

El documento aprobado en el consejo nacional del PSC constata la discrepancia que se producirá entre los diputados de ambos partidos, pero reitera "la voluntad de mantener la relación" entre ambas formaciones. "El futuro depende, en gran medida, de nuestra capacidad de aceptar las diferencias y de gestionar las discrepancias, desde la convicción de que hemos de seguir caminando juntos, socialistas catalanes y el conjunto de los socialistas españoles, para construir un proyecto socialista federal", concluye el PSC en su resolución.

Antes de votarse ese documento por unanimidad tomaron la palabra 19 asistentes al consejo nacional y Miquel Iceta ha realizado una intervención en la que también se refirió a las discrepancias entre el PSC y el PSOE. "No es un problema de estatutos, es un problema político", ha dicho el líder del PSC, quien también ha lanzado un mensaje a su partido hermano. "Dejémoslo claro, dos partes no desarrollan un proyecto común si una de las partes no quiere".

Iceta considera que la decisión adoptada el pasado domingo por el comité federal del PSOE por 139 votos a favor y 96 en contra era "una decisión legítima, con unos argumentos tan consistentes como los que podamos defender nosotros, aunque no los compartamos". El líder del PSC ha admitido también que el desmarque de los socialistas catalanes "puede tener consecuencias", en referencia a un replanteamiento del protocolo de relaciones, una expulsión de los diputados o una multa, entre otras posibilidades. En cualquier caso, ha expresado su deseo que, de ser así, puedan acordarlas con el PSOE.

La resolución aprobada por el PSC será remitida este miércoles al presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. El razonamiento de Iceta y que han ratificado sus compañeros es que el PSC se opone a facilitar la investidura de Rajoy porque quiere "asegurar la utilidad como instrumento político" de los ciudadanos progresistas y catalanistas que, en su opinión, "no entenderían que el PSC apareciera al lado de una de las locomotoras que han decidido emprender un rumbo de colisión", en referencia al PP. "Una abstención en la investidura de Mariano Rajoy nos inhabilitaría para tender puentes y para proponer soluciones en el momento que más falta hacen y harán", ha rematado Iceta.

Siete diputados y el peor resultado

Pere Ríos

El PSC logró en las elecciones del 26 de junio, que ganó en En Comú Podem en Cataluña, el peor resultado desde que hay democracia, lo mismo que le ocurrió al PSOE. Fueron elegidos por Barcelona la cabeza de lista Meritxell Batet, el filósofo Manuel Cruz, que no milita en el partido, la concejal de L'Hospitalet Mercè Perea; el exsecretario de organización del PSC José Zaragoza y Lídia Guinart. Por Girona obtuvo acta de diputado Marc Lamuà y por Girona, Joan Ruiz.

Nada que ver con los 25 que logró el PSC en 2008, las segundas elecciones que ganó José Luis Rodríguez, con Carme Chacón como cabeza de cartel, cuando sus relaciones con Iceta y la dirección del PSC eran muy estrechas y el socialismo catalán la apoyó mayoritariamente en el congreso de Sevilla que perdió frente a Alfredo Pérez Rubalcaba

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información