Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El supuesto pederasta de Ciudad Lineal se niega a declarar

Antonio Ángel Ortiz se ha mostrado tranquilo tras reconocer que entendía de lo que se le acusa y las penas que puedan caerle

Antonio Ortiz, presunto pederasta de Ciudad Lineal, al inicio del juicio contra él en la Audiencia Provincial de Madrid.

El supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ángel Ortiz, de 44 años, se ha negado a declarar en la primera sesión del juicio, que se ha iniciado hoy en la Audiencia Provincial de Madrid y que se prolongará hasta el 18 de diciembre. El procesado se enfrenta a penas que oscilan entre los 77 y los 126 años de prisión por cuatro agresiones sexuales, cuatro detenciones ilegales, lesiones y una tentativa de homicidio, según las diferentes acusaciones.

El abogado tampoco quiere que le fotografíen

El abogado de Antonio Ángel Ortiz, Cristóbal Sitjar Fernández,  ha pedido a la sala que no los fotógrafos de prensa no le hagan fotografías porque no quiere que salga su imagen y se le relacione con este juicio. "No tengo ganas de tener más problemas en la calle con este caso al ser un asunto tan mediático", ha destacado el letrado.

Sitjar se ha mostrado muy molesto con la prensa a la entrada de la Audiencia Provincial de Madrid a la que ha acusado de no haberse leído ni el sumario del caso y haber hecho juicios de valor sin conocer el fondo.

El acusado se ha mostrado tranquilo a las preguntas de la presidenta de la Sala 7ª de la Audiencia Provincial, María Luisa Aparicio Carril, sobre si sabía los delitos por los que estaba procesado y sobre las condenas a las que se enfrenta.

"No voy a declarar, señoría" se ha limitado a decir Antonio Ortiz a las preguntas de la presidenta. Se ha levantado de su sitio y se ha vuelto al banquillo de los acusados. La magistrada ha recordado que no ha respondido nunca ni ante la policía ni en el juzgado de instrucción. 

Ortiz va vestido con una chándal gris claro, una camiseta verde oscuro y zapatillas negras. Se le nota algo más demacrado y envejecido respecto de cuando fue detenido el 24 de septiembre de 2014 en el domicilio de un tío suyo, en la ciudad de Santander. De todas formas, sigue teniendo gran corpulencia. Cuando ha entrado en la sala conducido por dos policías nacionales, ha mirado a las personas que estaban en el pasillo y ha girado despacio la cabeza para que no le vieran. Igual ha hecho cuando han entrado los fotógrafos de prensa en la sala. Se ha puesto la mano derecha delante de la cara para evitar que le sacaran una imagen clara.

La fiscal y las acusaciones particulares han planteado algunas cuestiones previas, como que las familias de las víctimas declaren a puerta cerrada, y que se incorporen algunos mapas de la zona de Ciudad Lineal para el ver el recorrido a través del teléfono móvil del procesado y de las antenas de las operadoras.

El juicio se desarrollará en sesiones de martes a viernes en sesiones de mañana. Se han fijado fechas hasta el 18 de diciembre. Está previsto que pasen 97 testigos entre policías, peritos, forenses y familiares de las víctimas. Tras su declaración, se analizará la prueba documental. El caso consta de 14 tomos y 3.812 folios.  

Antonio Ángel Ortiz sentado en el banquillo de los acusados, en una imagen tomada de la televisión. ampliar foto
Antonio Ángel Ortiz sentado en el banquillo de los acusados, en una imagen tomada de la televisión.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información