Ayuntamiento de Madrid

Cultura quiere que los remeros vuelvan al Manzanares

La concejalía pretende que Medio Ambiente vuelva a cerrar la compuerta número 9 del río

Vista del río Manzanares ayer desde la presa del Puente de los Franceses.
Vista del río Manzanares ayer desde la presa del Puente de los Franceses.Álvaro García

La caída del nivel de agua en el río Manzanares ha entrado en el debate interno de la formación de Ahora Madrid, que gobierna el Ayuntamiento de Madrid. El director general de Deportes de Madrid, Francisco Javier Odriozola, señaló este lunes que la única solución para que los remeros puedan entrenar en el río pasa por el cierre de la compuerta nueve después de su reparación. "Pero puede que los representantes de Medio Ambiente no estén de acuerdo", agregó Odriozola.

"Soy la persona más preocupada por el futuro del remo y el piragüismo", explicó este lunes Francisco Javier Odriozola, director general de Deportes del Área de Cultura del Consistorio, durante su intervención en una comisión municipal. Odriozola admitió que la apertura de las compuertas el pasado 30 de septiembre como parte del proyecto de renaturalización del río Manzanares impulsado por el Área de Medio Ambiente hizo que los aficionados del remo se quedaran sin espacio para entrenarse.

Desde que el Ayuntamiento decidió poner en marcha el plan de renaturalización del río, el nivel del agua bajó de 3,5 metros de profundidad a 30 centímetros. Se formaron pequeñas islas y se ha recuperado fauna y flora, pero lo que era el tradicional espacio de entrenamiento del colectivo del remo se esfumó.

El responsable de Deportes del Ayuntamiento evitó lanzar un mensaje crítico con la decisión del Consistorio. Pero señaló que la única solución para el problema pasa por volver a cerrar la compuerta número nueve, dejando grietas laterales para que el agua pueda seguir fluyendo. Para que esto pueda ocurrir, sin embargo, será necesario reparar la compuerta que, pese a ser la más moderna de las 10 en los 7,5 kilómetros de cauce que atraviesan la ciudad, se quedó bloqueada en julio.

"Las obras de reparación de la puerta son bastante serias", agregó el delegado, quien detalló que esta reforma constituye la "primera fase" de acción del Consistorio en el proyecto de recuperación del embalse para los remeros.

El director general de Deportes del Ayuntamiento admitió, sin embargo, que los encargados del Área de Medio Ambiente puedan rechazar este planteamiento. "Lo ideal sería que la puerta esté cerrada y que el agua fluya lateralmente de alguna manera. Pero puede que los representantes de Medio Ambiente no estén de acuerdo", afirmó Odriozola.

El embalse del Pardo

El pasado 30 de septiembre, el coordinador general del área de Medio Ambiente sugirió al ser preguntado sobre esta problemática que "la solución para los remeros sería que pudiesen entrenar en el embalse del Pardo" como varios colectivos "piden desde hace más de 50 años". Este lunes el director general de Deportes no citó esta alternativa.

El responsable de Deportes aseguró que "sigue trabajando en la búsqueda de otras opciones" con los responsables de la Federación Madrileña de Remo y Piragüismo, aunque reveló que encontrar un espacio para que los aficionados al remo puedan entregarse en Madrid tras la apertura de las puertas del Manzanares no es algo fácil de solucionar.

Desde el grupo municipal de Ciudadanos señalaron que la empresa responsable de la construcción de la compuerta debe hacerse responsable del gasto de su arreglo. "Si la obra se hizo en 2011, ahora hay que comprender lo que ha pasado y pedir a la empresa que pague la reparación", denunció Sofía Miranda, concejal de esta formación durante la comisión municipal. Miranda denunció que tras la renaturalización del río su grupo político teme por el cierre del centro deportivo que entrena en el Manzanares, y pidió al gobierno municipal que se comprometa a "defender" el piragüismo.

Un plan viable según los ecologistas

La asociación Ecologistas en Acción señala que la práctica del remo en el Manzanares entre las presas ocho y nueve (en la zona del Matadero de Madrid) son "perfectamente compatibles" con la renaturalización del río.

Concretamente, la organización ecologista cree necesario el establecimiento de una "escala para peces" en la presa nueve y bajar el actual nivel del agua, pero nunca por debajo de un metro, permitiendo así la práctica del remo. De esta forma, consideran que podría conservarse la vegetación en las orillas de este tramo del río.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50