Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado por blanqueo un diputado del PP valenciano

El exconcejal de Seguridad de Rita Barberá está acusado de lavar dinero en el 'caso Taula'

El diputado valenciano Miquel Domínguez.
El diputado valenciano Miquel Domínguez.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha abierto este jueves una causa por blanqueo de capitales contra Miguel Domínguez, exconcejal de Seguridad de Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia y actualmente diputado del PP en las Cortes Valencianas. El nuevo procedimiento forma parte del caso Taula.

El parlamentario ha proclamado su inocencia y ha anunciado su decisión de no dimitir y pasar al grupo de no adscritos del Parlamento autonómico. El PP de la Comunidad Valenciana se ha dado por satisfecho con su salida del grupo parlamentario y ha evitado pedirle el acta.

La coordinadora general de los populares valencianos, Eva Ortiz, ha valorado que Domínguez haya atendido la llamada telefónica de la presidenta regional del partido, Isabel Bonig, "a diferencia de otros casos".

Una referencia, aparentemente, a la negativa de Barberá a atender en su día las peticiones de Bonig para que dimitiera del cargo de senadora por designación territorial. Y, sobre todo, a la rebeldía de los nueve concejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia —de un total de 10— que se han negado a abandonar el grupo municipal pese a las reiteradas peticiones públicas y privadas efectuadas por la dirección regional, y a haberse dado de baja del partido.

Domínguez era el último miembro del equipo de gobierno local de Barberá en la legislatura pasada que no estaba siendo investigado por haber participado en una supuesta operación de pitufeo, como la denominó la Guardia Civil.

Esta consistió en ingresar 1.000 euros en una cuenta del PP y recibir la misma cantidad en metálico con el fin de blanquear fondos de origen ilícito, procedentes del cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones, con los que financiar la campaña a electoral de los populares en Valencia.

El presunto blanqueo afecta a más de medio centenar de exconcejales y trabajadores del grupo municipal del PP de Valencia. Y ha implicado el abandono de Barberá del PP, después de que el Tribunal Supremo haya abierto causa contra ella. Barberá se ha integrado en el grupo mixto del Senado tras negarse a dimitir.

Domínguez, que al igual que Barberá es aforado, aunque en este caso ante el Tribunal Superior valenciano, ya anunció hace meses que en caso de ser imputado haría lo mismo: abandonaría el Grupo Popular en el Parlamento autonómico, pero no entregaría su escaño, pasando a integrar el grupo de no adscritos de la Cámara.

Después de conocer la apertura de la causa contra él, el exresponsable de Seguridad de Valencia ha declarado que dio los 1.000 euros al partido, pero que no le fueron devueltos. Y ha quitado importancia a las diligencias judiciales. "¿No aparezco en nada, no hay fundamento, pero si llaman a todos, ¿no me iban a llamar a mí?", ha dicho en declaraciones a EFE.

El diputado ha añadido que cuando "se aclare" su situación, esto es, en la eventualidad de que la causa sea archivada, pedirá reincorporarse al Grupo Popular. De momento compartirá bancada con Covadonga Peremarch, elegida en las elecciones autonómicas de 2015 en la lista de Podemos en Alicante, que se negó a dimitir tras ser sancionada por la formación por un pucherazo en las primarias de esta ciudad.

Más información