El Patronato de la Sagrada Familia pide ahora reunirse con Colau

Expondrá en qué punto se encuentra la edificación después de que el Consistorio haya decidido tomar cartas en la progresión de las obras

La Sagrada Familia desde la terraza de un hotel próximo al templo.
La Sagrada Familia desde la terraza de un hotel próximo al templo.CARLES RIBAS

El Patronato de la Sagrada Família ha pedido una reunión con el Gobierno de Ada Colau para exponerle la situación del templo y "establecer diálogo con los responsables municipales para poder poner en común la situación actual". La petición de encuentro llega tras casi diez días de polémica a propósito del templo y su construcción. Primero con las palabras del concejal de Arquitectura, Daniel Mòdol, en el pleno, calificando el edificio de "mona de pascua gigante". Y posteriormente con la noticia de que el Ayuntamiento quiere controlar técnicamente la fase final de las obras del templo, unos trabajos que no tienen licencia. El consistorio, a través de la regiduría de Arquitectura, Paisaje Urbano y Patrimonio, quiere impulsar una comisión de calidad específica para hacer un seguimiento y control del proyecto que está ejecutando la junta constructora del templo ya que nunca se ha tenido acceso a los planos.

Más información
Colau fiscalizará las obras de la Sagrada Familia

En un comunicado este lunes, el patronato ha destacado que su intención es exponer en qué punto se encuentra la edificación de la Basílica y cómo se está planificando la última etapa de construcción. La solicitud de reunión con el Ayuntamiento de Barcelona se produce después de que el Consistorio haya decidido tomar cartas en la progresión de las obras de la Sagrada Familia, que no tiene la licencia preceptiva, y darles el mismo tratamiento que a cualquier otro edificio en construcción de la ciudad.

El Patronato, en cualquier caso, destaca que seguirá adelante con el proyecto tal y como está previsto, y que su meta es acabar todo el recinto en 2026. Antes, en 2020, las seis torres ahora en construcción y con alturas entre los 135 y los 170 metros estarían ya terminadas, de acuerdo con la planificación de las obras. La complejidad de lo que resta de los trabajos ha sido uno de los motivos, entre otros, de que el consistorio quiera conocer de primera mano la planificación ante el evidente impacto que tendrá en el skyline de la ciudad. No obstante, una y otra vez los portavoces municipales insisten en que no se quiere parar las obras.

Con independencia de lo que pueda ocurrir en un futuro con la rambla o paseo ideado por Gaudí que arrancaría en la calle de Aragò y conformaría una gran escalinata y un puente por encima de la calle de Mallorca como acceso a la fachada de la Glòria, el Patronato afirma que los cimientos para aguantar esa estructura ya se realizaron. En todo caso, impulsar o no esa rambla se haría después de culminar todos los elementos del conjunto. Esto es, después de 2026. Lo cierto es que el Patronato sí empezó a plantear el diseño de ese nuevo espacio con el anterior equipo de gobierno del consistorio, liderado por Xavier Trias. Unas comisiones a varias bandas, en las que también participaron vecinos del entorno afectado, que fueron aparcadas con el cambio de gobierno y la entrada de Ada Colau.

Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS