Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces levantan la suspensión de las becas de universidad valencianas

El pago había sido paralizado a petición de la Universidad Católica de Valencia

Universitarios valencianos. Ampliar foto
Universitarios valencianos.

El Tribunal Superior de Justicia valenciano ha levantado la suspensión del pago de las becas universitarias de la Generalitat del curso 2015-2016. Con su decisión, los jueces completan la corrección de varias decisiones en materia educativa que el mismo órgano judicial adoptó de forma cautelar este verano.

La suspensión fue tomada a petición de la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia, que consideraba discriminatoria la decisión de la Generalitat por excluir a los campus privados y limitar las ayudas a las universidades públicas.

El consejero de Educación, Vicent Marzà, ha expresado su satisfacción por el desbloqueo, decidido por la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-administrativo. "Por fin podremos adjudicar las becas complementarias de la Generalitat que habían solicitado 11.700 alumnos para poder estudiar", ha afirmado Marzà.

La Consejería de Educación ha justificado el hecho de dejar a los alumnos de las privadas fuera del sistema de becas en la escasez de recursos. Y ha señalado que la mayor parte de las comunidades autónomas conceden las ayudas solo a los estudiantes de facultades públicas.

Los jueces recuerdan que la adopción de medidas cautelares tiene un tratamiento "más restrictivo" cuando, como en este caso, afectan a disposiciones de carácter general. La Abogacía de la Generalitat había argumentado en su recurso que la paralización del pago de todas las becas producía "un grave perjuicio al interés general".

La Sección Quinta considera que la petición de la Católica se enmarca en el ámbito de la "legalidad ordinaria" y excede el de las medidas cautelares. Tampoco acepta el argumento de que la orden de la Consejería de Educación imposibilita a los alumnos del campus privado "a continuar con sus estudios en el centro elegido".

"Se trata de una invocación cuya generalidad impide que pueda ser acogida, puesto que se trata de una cuestión que depende de muchas circunstancias, todas ellas personales, que deben ser alegadas con la concreción que requiere" tal valoración.

El TSJ alzó la semana pasada otras dos suspensiones cautelares adoptadas a instancias de la Católica. La que afectaba a las llamadas "becas de no abandono" y la que impedía que los alumnos de las universidades privadas pudieran hacer prácticas en centros sanitarios públicos.

El rector de la Católica que inició la ofensiva judicial contra las decisiones del Gobierno autonómico, Ignacio Sánchez Cámara, fue relevado del cargo a principios de mes, después de que la Generalitat advirtiera que consideraba la actitud de la universidad, especialmente en lo relativo a las becas, un ataque a la enseñanza pública.

Más información