El PSOE propone un DNI municipal para que los inmigrantes accedan a todos los servicios

Los socialistas creen que el “carné de ciudadanía” para los manteros planteado por el Consistorio desvía de un debate que tiene que ser global

Varios manteros venden sus productos haciendo top manta en el centro de Madrid.
Varios manteros venden sus productos haciendo top manta en el centro de Madrid.Jaime Villanueva

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid está elaborando una propuesta de documento de identificación administrativa para todos los inmigrantes irregulares que viven en la ciudad. El DNI municipal ayudará a las autoridades identificar a los inmigrantes y a éstos a tener acceso a los servicios públicos, facilitando su integración en la sociedad, según sostienen los socialistas. El PSOE reivindica esta propuesta como parte de su compromiso electoral y cree que el debate sobre el carné de ciudadanía avanzado por el Consistorio no puede limitarse a la categoría de los manteros. El PSOE descarta que este tipo de intervención pueda genera un "efecto llamada" y pide un "planteamiento global" sobre la inmigración.

Los socialistas quieren profundizar el debate sobre el acceso a los servicios básicos de Madrid para los extranjeros en situación irregular que residen en la ciudad. En este sentido, consideran necesario abarcar el tema de forma integral, sin vincularlo solamente a la realidad de los manteros, tal y como propone el Consistorio, y elaborando una medida de cohesión social dirigida hacia toda la población inmigrante, aunque no exclusivamente a ella.

El proyecto, de momento solo esbozado por el PSOE, ha sido fruto de una serie de entrevistas con organizaciones y entidades que trabajan cotidianamente con los inmigrantes, señalan desde la formación política. El DNI municipal otorgará a todos los que lo reclamen el acceso a los servicios básicos (sanidad y educación), además de la entrada en instalaciones municipales como los centros culturales y deportivos, y facilidades para el transporte público o la agencia para el empleo.

Más información
El Ayuntamiento anuncia que el plan contra los manteros “sigue adelante”
Carmena estudia dar un “carné de ciudadanía” a los manteros

Lejos de ofrecer formas de "privilegio" hacia un colectivo determinado, los socialistas están convencidos de que esta medida será útil para integrar a los extranjeros en situación irregular, pero también para disipar las dudas generadas tras el anuncio del Consistorio de crear un "carné de ciudadanía" solo para los manteros.

"Vincular el debate a los manteros corre el peligro de estigmatizar a los inmigrantes con la práctica ilegal de la venta ambulante de productos falsificados", explica la portavoz del grupo socialista, Purificación Causapié, quien sostiene que lo más importante es evitar formas de discriminaciones ante el fenómeno de los llamados sin papeles.

El pasado 4 de septiembre, pocos días después de anunciar el aplazamiento del plan de refuerzo policial contra los vendedores ambulantes ilegales, el Ayuntamiento anunció el estudio de medidas alternativas, entre las cuales el "carné de ciudadanía" para los manteros. El equipo de gobierno tomó la decisión tras las críticas provenientes desde Ganemos, una de las formaciones que conforman la galaxia de Ahora Madrid, lo que según los socialistas fue un error con respecto a una cuestión que debe ser abordada de forma integral.

Mayor presencia en algunos distritos

La población de origen extranjero se distribuye por toda la ciudad, no obstante, existe una mayor presencia en algunos distritos, revelan los datos ofrecidos por el PSOE.

La mayoría de inmigrantes irregulares se encuentra en los distritos de Centro (22,7%), Usera (19%) y Tetuán (18,3%). En Retiro, Fuencarral-El Pardo y Moratalaz no supera el 8,5%.

Existen ejemplos de tarjetas municipales en ciudades españolas como Fuenlabrada o Gijón. También en metrópolis como Nueva York (Estados Unidos) se otorga a los inmigrantes indocumentados tarjetas sociales para aumentar la cohesión social.

En 2012, el gobierno español decidió retirar las tarjetas sanitarias a los extranjeros en situación irregular o que no cotizan en la Seguridad Social. La medida fue presentada por el Gobierno como "disuasoria" para evitar que los extranjeros que no residan en España sean atendidos de forma gratuita por el sistema público de salud. En 2015, la presidenta regional de Madrid, Cristina Cifuentes, ordenó prestar atención sanitaria a los inmigrantes irregulares.

"Proponer un carné solo para los manteros es un parche motivado por las críticas internas que surgieron ante el plan policial presentado. Nosotros creemos que todas las personas que viven en Madrid tienen derechos por ser personas, también quienes están en situaciones irregular, sean o no manteros", destaca la portavoz del PSOE.

El PSOE considera que por "obvios motivos" en una primera fase este documento municipal deberá ofrecerse a los inmigrantes en situación administrativa irregular. Pero confían en que después pueda otorgarse a todos los que residen en Madrid y quieran tener acceso a los servicios municipales. Lo que plantean es un plan "global" que resuelva el acceso a los servicios públicos a los inmigrantes irregulares, y que también sirva para facilitar la labor de las instituciones a la hora de recoger datos sobre este colectivo.

Causapié descarta que facilitar el acceso a los servicios sociales a los extranjeros sin papales genere un "efecto llamada". "Pensamos que la ciudad de Madrid puede ser solidaria, y que utilizar esta tarjeta favorezca la relación de los inmigrantes con el Ayuntamiento. Estas personas se sentirán más protegidas para acudir a los servicios sociales y podrán integrarse con más facilidad. Esto es bueno para todos. Además, en otras ciudades se han utilizado instrumentos parecidos y no ha habido avalanchas de inmigrantes irregulares", sostiene.

Avanzar hacia la integración de la población inmigrante, reforzando los "lazos con la comunidad de acogida", es el objetivo último de los socialistas. El proyecto será presentado en los próximos días a las otras formaciones políticas para lograr una "propuesta participada y meditada, no una solución improvisada en respuesta a un problema concreto".

Los socialistas barajan llevar la propuesta al pleno de octubre

La propuesta de un documento de identificación administrativa para que los inmigrantes irregulares accedan a todos los servicios municipales podría llegar al pleno municipal de octubre, según estiman los socialistas. De momento, el proyecto está esbozado solo en grandes líneas, pero en el PSOE destacan que se trata de un trabajo llevado a cabo a través de varias reuniones con entidades que trabajan a diario con los inmigrantes.

"Se trata de una propuesta que viene de nuestro programa electoral", recuerda Purificación Causapié, portavoces del grupo socialista en el Ayuntamiento. Aún no existe un cálculo sobre el gasto que dicho programa implicaría, pero Causapié recuerda que hay personas sin papeles que ya acuden a los servicios básicos, y que su partido cree que no tiene "un coste muy elevado".

La atención a la población inmigrante es desigual, explican en el PSOE, indicando el fenómeno como la consecuencia de algo que se viene arrastrando de años atrás. No obstante, tarjetas sociales para extranjeros indocumentados se utilizan en Fuenlabrada o Gijón. Por ello, los socialistas esperan abrir un debate con otras formaciones políticas para llegar a un acuerdo consensuado sobre un tema que se hizo público después de las polémicas por el plan de choque policial contra los manteros. "Nos preocupa mucho la segregación, y nos gustaría darle un elemento de normalización" a la cuestión de la inmigración irregular, explica Causapié.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS